null: nullpx
Inmigración

Padre de 7 hijos que estaba al borde de la deportación podrá quedarse en EEUU

Víctor Martínez fue arrestado por manejar ebrio, pero una jueza en Texas determinó que enviarlo de regreso a México causaría una dificultad extrema a su familia y además de frenar su deportación, le otorgó la residencia permanente, según anunciaron familiares y activistas.
14 Abr 2018 – 07:30 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

DALLAS, Texas.– Tras meses de separación e incertidumbre, Víctor Martínez regresó nuevamente junto a su familia, después de que una corte de inmigración cancelara este viernes su deportación.

Martínez, un padre indocumentado de siete hijos, fue detenido por agentes en Arlington, Texas, cuando manejaba ebrio en agosto de 2017. Tras cumplir con una sentencia de 100 días preso fue puesto bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y se abrió un proceso judicial para expulsarlo del país.

Sin embargo, una jueza en Dallas canceló su deportación y determinó que enviarlo de regreso a su país causaría una "dificultad extrema" a su familia, señaló la vocera de Fe en Texas, María Robles.

Esta organización, que abogó por la familia durante el proceso, había programado una vigilia en la corte ubicada en el edificio Earle Cabell poco antes de conocerse la decisión de la jueza.

Pero la jueza Virginia Pérez-Guzmán no solo canceló la deportación del inmigrante mexicano, también le otorgó la residencia legal permanente, según contaron su hija María Martínez y Robles.

"¡Es un milagro!", afirmó la activista.

El abogado de Martínez argumentó que tenía más de una década en el país y, aparte del arresto de agosto, había tenido buen comportamiento.

Cinco de los siete hijos de Martínez son ciudadanos estadounidenses y él provee el principal sustento económico a su familia, dijo la representante de Fe en Texas, quien lideró la campaña para evitar la expulsión del padre. El inmigrante trabajaba en la instalación y reparación de techos.

Familiares y activistas se abrazaron mientras lloraban de emoción al enterarse de la decisión. Horas más tarde, Martínez fue liberado de un centro de detención en Alvarado, a unos 40 minutos al sur de Dallas, y se reunió con su familia en Arlington.

Martínez afirmó que el "único error" que había cometido desde que llegó al país había sido en aquel agosto cuando fue arrestado. Con un hijo en brazos, aseguró que hay que "tener fe" y agradeció que se le haya dado una segunda oportunidad.

"Es como volver a nacer", expresó.

Vea también:


Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés