null: nullpx
Derechos LGBT

Dos mujeres siguieron a una transgénero al baño, la atacaron y ahora están acusadas de violencia sexual

Ocurrió en Carolina del Norte, donde se mantuvo una polémica por la llamada "ley de baños", que fue derogada, pero que obligaba a las personas transgénero a usar los baños según su sexo de nacimiento y no el género con el que se identifican.
9 Ene 2019 – 07:04 PM EST
Comparte
Esta foto de mayo de 2016 muestra el letrero de un baño en el 21c Museum Hotel en Durham, Carolina del Norte. Crédito: Sara D. Davis/Getty Images

Dos mujeres en Carolina del Norte persiguieron a una transgénero hasta el baño de un bar, cerraron la puerta con seguro y comenzaron a tocarle el trasero y el pecho. La consecuencia: fueron acusadas de secuestro en segundo grado, de cometer un delito grave y de violencia sexual.

"Ella se levantó la camisa y me dijo: '¿Quieres ver mis senos?' y me pegó contra la pared presionándome con su pecho desnudo", contó la mujer transgénero en su llamada al 911 según reportes de la prensa local. Las presuntas agresoras son Amber Harrell, de 38 años, y Jessica Fowler, de 31.

El incidente comenzó en el baño, pero luego las mujeres siguieron su agresión en el bar, a la vista de una bartender del lugar. "Ella (la bartender) podía ver que yo estaba visiblemente incómoda", agregó en su llamada al número de emergencias justo después de los hechos. "Le pidió a las chicas dos veces que me dejaran. Una de ellas no se detuvo inicialmente, así que ella tuvo que decirle enfáticamente que ya, me estaba tocando la espalda, mi barriga, era incómodo".

Harrell fue arrestada la semana pasada, pero fue liberada tras pagar una fianza de 50,000 dólares. Fowler también, tras pagar una fianza de 30,000 dólares luego de entregarse, refiere la agencia AP.

Cargando Video...
Polémica ley de baños públicos para personas transgénero


El caso ocurre en un estado particular: Carolina del Norte. Hace dos años, despertó la polémica por la discusión sobre qué baño debían usar las personas transgénero, si aquel que correspondía a su género de nacimiento o aquel con el que se identifican. El estado aprobó una ley, la HB2, que los obligaba a ir al baño de su género natal, lo que generó el rechazo inmediato no solo de la comunidad LGBT sino también de grupos de activistas. Pero en 2017, otra ley derogó la anterior.

La HB2 le costó cara al estado, pues numerosas conferencias, conciertos y eventos deportivos fueron cancelados como una manera de expresar el descontento. La agencia AP calculó entonces que los daños económicos por esa ley fueron de por lo menos 3,760 millones de dólares.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés