null: nullpx
Desapariciones

Desaparecidos en Texas: las historias de las familias que aún esperan que sus seres queridos aparezcan

El Sistema Nacional para Personas Desparecidas y No Identificadas en Estados Unidos (NamUs) informó que cada año 600,000 personas son declaradas como desparecidas. En el 2018, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) en el estado de Texas, reportó 52,355 de estos casos.
16 Jul 2019 – 8:40 PM EDT

Este año, Noticias 23 DFW ha reportado la desaparición de por lo menos diez personas a través del Metroplex, y en la mayoría de estos casos lamentablemente la persona fue encontrada sin vida. Sin embargo, para algunas familias la búsqueda continúa.

Los desparecidos del Metroplex

José Basoria de 33 años
José Basoria se comunicó con su esposa por última vez el domingo 19 de mayo a las 3:00 am a través de mensaje de texto en el que le indicaba que pronto estaría en casa, pero nunca llegó.

El hombre, de 33 años, salió de su casa alrededor de las 9:00 de la noche del pasado sábado 18 de mayo para compartir con sus compañeros de trabajo.

“A las 3 de la madrugada le marqué y le mandé un mensaje de texto preguntando en dónde estaba”, dijo Maricela Pérez, su esposa.


Prisma Reyes de 26 años
Prisma Denisse Peralta Reyes fue reportada como desaparecida después de que no recogiera a su hijo, de seis años, el pasado 17 de abril a las 7:00 p.m. La mujer se comunicó por última vez con a la cuidadora de su hijo este día a las tres de la tarde, pero hasta este momento, la búsqueda continúa.


Joel Colmenero García
En 1985, Lupita Colmenero llegó al estado de Texas, para buscar a su hermano Joel Colmenero, quien desapareció sin dejar rastro. A lo largo de 34 años, Lupita Colmenero ha buscado respuestas sobre la desaparición de su hermano sin éxito. Joel Colmenero fue reportado desaparecido el 1 de enero de 1982.

Abel Ortega de 66 años
Abel Ortega fue visto por última vez el 5 de mayo anterior, después de salir a caminar como habitualmente lo hacía. El hombre de 66 años fue captado por cámaras de seguridad hablando con un paletero cerca de su casa. Sus seres queridos recorrieron varias cuadras y esparcieron volantes por el área del Metroplex en busca de información sobre su paradero. Tras una exhaustiva búsqueda por parte de familiares, amigos y la comunidad, el cuerpo del señor Ortega fue encontrado el pasado 27 de mayo.


El “Sistema Nacional para Personas Desparecidas y No Identificadas” en los Estados Unidos (NamUs) reporta que cada año 600,000 personas son notificadas como desparecidas.

En el 2018, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) en el estado de Texas, reportó, 52, 355 personas desaparecidas.

Aunque para algunas de estas familias la búsqueda continúa, este programa busca traer paz y esclarecer algunos de estos casos sin resolver.

NamUs brinda apoyo gratuito a través de una unidad para servicios a familiares de víctimas, colabora con los médicos forenses y recursos de gestión de casos.

“Miles de casos han sido esclarecidos por el sistema de NamUs”, dijo Todd Matthews, director de comunicaciones para NamUs.

Uno de ellos, es el de: John Almendarez, padre de Alice Marie Almendarez, desaparecido en Houston en el año 2002.

Aunque las hijas de John Almendarez no vivían con él, ellas afirman que siempre les llamaba, pero un día en el 2002, las llamadas no sucedieron más, y con solo 15 años de edad, Alice Marie Almendarez emprendió junto a sus hermanas, una búsqueda incansable que se extendió por más de una década para saber que fue lo que ocurrió son con su papá.

En el año 2014 ella encontró a NamUs y es cuando todo cambio. Por años la joven había visitado la morgue del condado, preguntado si habían encontrado a su papá. Autoridades le dijeron que no, pero a través de NamUs, en seis meses su familia fue notificada sobre una compatibilidad con los restos descubiertos en un área que ya había sido revisada y se confirmo que había muerto.

“Si los policías nos hubieran tomado en serio o si las personas que tenían su cuerpo hubieron hecho un esfuerzo para identificarlo”, dijo Alice Marie Almendarez, “probablemente lo pudieran haber identificado inmediatamente”.

John Almendarez fue encontrado en un canal, a solo dos minutos de su vivienda.

En fotos: la historia de John Almendarez, el hombre que desapareció por más de una década y luego apareció muerto

Loading
Cargando galería

Noticias 23 DFW se comunicó con varios departamentos de la policía para conocer como proceden cuando una persona es reportada como desaparecida.

Policía de Dallas
Si una persona es reportada “desaparecida” entre las edades de 18 a 65 años, sin una condición medica, estos casos son categorizados como “intento de localizar”. El Departamento de Policía de Dallas informa que un adulto, sin importar la edad, tiene el derecho de ir y venir como lo desee, siempre y cuando no representen un peligro a sí mismos. Un caso de “intento a localizar” puede ser reportado al Centro Nacional de Información de Crimen (NCIC, por sus siglas en inglés).

Si la persona entra en contacto con un oficial por cualquier razón, autoridades son alertados acerca de que alguien los está buscando.

Policía de Garland
Cuando es un adulto, tarda más tiempo y forma parte de un proceso, como lo afirma, Pedro Barineau, vocero para el Departamento de Policía de Garland. Autoridades comienzan una investigación, hablan con familiares, revisan lugares que ellos posiblemente hayan frecuentado, tiendas, y las tarjetas de crédito.
El oficial Barineau enfatiza la importancia de reportar una persona desaparecida inmediatamente, ya que el tiempo es determinante en la desaparición de personas.

Policía de Mesquite
Autoridades verifican que la persona desaparecida sea residente de la ciudad y sobre dónde fue visto por la última vez. Ellos completan un reportaje policial y es enviado a la unidad de investigaciones criminales.
La persona desaparecida es registrada con NCIC.

Sin embargo, no todos los desparecidos son reportados a NamUs.

El vocero de director de comunicaciones para NamUs, afirma que familiares de desaparecidos muchas veces enfrentan varios obstáculos al hacer un reporte con las autoridades.

Matthews agrega que no todos los departamentos de la policía pueden apoyarse en la búsqueda a través del programa de NamUs, por lo que hace un llamado a que se acercan a dicha organización.

“El sistema “NamUs” tiene la habilidad de comparar datos de una persona desaparecida con un cuerpo no identificado con una basa de datos de cronología, geografía y características físicas”, dijo Matthews.

Es por eso Alice Marie Almendarez ahora esta abogando para que el estado de Texas requiera que cada persona desaparecida y cuerpo no identificado, sea registrado con NamUs.

Para más información se puede comunicar con NamUs al (918) 527-0080 o Michael.Nance@unthsc.edu.

En fotos: Personas desaparecidas en el Metroplex

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DesaparicionesTexasPolicía

Más contenido de tu interés