null: nullpx
Represa de agua

“Bebé, estás sangrando... te dispararon”, le dice joven a su novia tras ataque en una autopista de Texas

Es uno de tres casos de supuesta ira al volante en Dallas-Fort Worth en los que se disparó un arma de fuego en la última semana. Esa combinación se está registrando con más frecuencia, de acuerdo a un estudio. Sejah Qamoum y su novio Oseas Cervantes sobrevivieron, pero un hombre de 19 años murió el domingo en Arlington.
29 Jun 2017 – 3:29 PM EDT

DALLAS, Texas. - Faltaban unos 15 minutos para llegar a su destino cuando la bala rozó el cráneo de Sejah Qamoum, de 17 años, mientras manejaba en plena autopista interestatal. Era la madrugada del lunes.

Su novio, Oseas Cervantes de 19 años, asegura que pensó que se trataba de una llanta que había explotado. Sentado a su lado, pronto notó el orificio en el vidrio del Chevy Cruse, y la sangre. El proyectil había atravesado la cabecera del asiento de su novia.

“Bebé, estás sangrando... te dispararon”, recordó haberle dicho a Qamoum.

Una prima de Cervantes y su novio viajaban en la parte de atrás del auto y se despertaron con la conmoción. Enseguida llamaron al 911, relataron en una entrevista con Univision Noticias.

La policía de Mesquite, donde ocurrió el ataque en la I-30 cerca de la autopista LBJ, cree que se trata de un asunto de ira al volante. Es uno de tres casos, ocurridos en los últimos cuatro días en el área de Dallas-Fort Worth que están siendo investigados como furia en la vía.


Estas imágenes dan pistas del terror que vivieron unos jóvenes cuando les dispararon en una autopista

Loading
Cargando galería

El domingo en la noche, Dylan Spaid, un joven de 19 años, falleció tras ser baleado en la autopista I-20, en Arlington, luego de una discusión de auto a auto. Su novia, quien iba de copiloto, sobrevivió.

El miércoles en la madrugada, la policía auxilió a un hombre de 33 años, quien llegó herido de bala a un local de waffles en North Richland Hills, en otro incidente de probable furia al volante.

Los casos registrados de ira en la vía en los que alguien sacó un arma agresivamente o la disparó se duplicaron en tres años, entre el 2014 y el 2016, de 247 a 620, de acuerdo con un reporte de The Trace, una organización enfocada en la violencia vinculada a las armas. En total, al menos 136 personas murieron y 354 resultaron heridas, señala el estudio publicado el año pasado.

El análisis de The Trace se basó en datos de The Gun Violence Archive, que usa reportes de la policía y de medios de comunicación para estudiar los incidentes de violencia vinculada a las armas en Estados Unidos.

Terror en la vía

Antes del ataque en el que resultó herida Qamoum, un auto había estado siguiendo a los jóvenes por cerca de una hora, según la chica. Qamoum creyó que se trataba de alguien que regresaba a Texas como ellos porque tenía una placa del estado. Los cuatro chicos retornaban de Arkansas.

Qamoum, quien tiene dos grapas sellando la herida que dejó la bala, piensa que quizá se molestaron porque iba lento, pero agrega: “esa no es razón para dispararle a alguien”.


Tampoco saben de nadie que quisiera hacerles daño, dijeron.

Los jóvenes creen que se trataba de un sedan Hyundai del 2016 o el 2017, de color oscuro y vidrios ahumados. No pudieron ver quién o quiénes iban en el interior.

Cervantes estaba dormido, pero relató que cuando despertó le dijo a su novia que se cambiara de canal porque el auto estaba muy pegado a ellos.

Más tarde, cuando iban a tomar una salida, sintieron el 'bam' del proyectil. El cachorro de dos meses de Qamoum, que dormía en su regazo, brincó aterrado. Blue se hizo pis al menos unas seis veces.

“Fue aterrador al principio”, dijo la joven.


Cervantes, quien lleva en su cuello una cadena dorada con un “Sejah” grabado, recuerda que las autoridades le recomendaron que hiciera presión en la herida con una camisa, mientras llegaba la ambulancia. El joven notó que la sangre de su novia empapaba la tela. Luego hallaron parte de la bala enredada en el pelo de Sejah.

Qamoum y Cervantes se conocieron en la preparatoria de Rockwall y tienen planes para casarse el año que viene. Ella porta un anillo de compromiso.

Todavía consternados por el ataque, afirman que no planean volver a viajar de madrugada y están aún más pendientes de los otros autos a su alrededor.

El roce con la muerte, dijeron, los anima a “ir por el buen camino”.

La reportera de Noticias 23 Andrea Rega contribuyó con esta nota.

Estas son las 10 ciudades de EEUU donde peor se maneja

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Represa de aguaCrímenesLocal

Más contenido de tu interés