null: nullpx
Desapariciones

Autoridades texanas emiten alerta amber por la desaparición de una niña hispana de 10 años

Kayla Gomez Orozco fue vista por última ocasión en el lobby de la iglesia Bullard First Assembly Church, a la cual asistió con su madre el martes pasado. Autoridades del condado Cherokee solicitan al público que suministre cualquier información relacionada con el caso al teléfono 903-683-2271.
3 Nov 2016 – 1:57 PM EDT

DALLAS, Texas - Las autoridades del condado Cherokee en Texas emitieron una alerta Amber por la desaparición de Kayla Gomez Orozco, una niña hispana de 10 años de edad, quien fue vista por última vez el martes pasado en Bullard, Texas, una pequeña población al sureste de Dallas.


Según el reporte que han dado a conocer las autoridades, Kayla asistió con su madre a un servicio de oración en la iglesia Bullard First Assembly la noche del pasado martes.

“Hasta ahora Kayla es considerada como desaparecida, pero no podemos descartar que haya sido secuestrada por un extraño y que se encuentre en peligro”, dijo James Campbell, alguacil del condado Cherokee, en conferencia de prensa.

Inicialmente, la alerta Amber mencionaba que se trataba de un secuestro y que el presunto captor se movilizaba en un vehículo Cadillac SRX de color rojo. Durante la tarde del miércoles esta información fue desestimada y se informó que el caso estaba siendo tratado como una desaparición.

Conmocionados por la noticia, residentes de Bullard realizaron una vigilia el pasado miércoles por la noche en en el Ayuntamiento de la ciudad para pedir la pronta aparición de la menor. “Ahorita no sabemos nada. Estamos orando y creemos que Dios nos va a ayudar y nos va a sacar adelante”, dijo Tomas Burgos, uno de los tíos de la menor. “Tal vez alguien la quiso interrogar o hacerle una pregunta y así tomar ventaja”, agregó.

Las autoridades creen que la menor está en grave peligro, por lo que piden a la comunidad que se comunique a la Oficina del Alguacil del condado Cherokee al 903-683-2271 si tiene alguna información. La menor pesa aproximadamente 90 libras, tiene cabello negro, ojos negros y la última vez que fue vista vestía una playera negra con la leyenda “Racquet and jog” escrita en el frente y una falda de color durazno, según se informó en el boletín de la alerta amber.


Más contenido de tu interés