null: nullpx
Violencia

Trump culpa a 'pandilleros indocumentados' de la violencia en Chicago

“En Chicago, más de 4,000 personas fueron heridas en tiroteo el año pasado en Chicago, y el promedio este año ha sido aún mayor”, afirmó el presidente sin ofrecer evidencias..
8 Feb 2017 – 4:46 PM EST

CHICAGO, Illinois. Donald Trump habló de nuevo acerca de la violencia en Chicago y señaló que muchos de los problemas de criminalidad que tiene la Ciudad de los Vientos son causados por miembros de pandillas que son “inmigrantes ilegales”.

En una conferencia de prensa realizada el miércoles con jefes de policía y sheriffs de las ciudades más grandes del país, Canadá y el Reino Unido, celebrada en Washington, DC, Trump pidió a oficiales de la ley que llamen al gobierno federal y pidan ayuda para sacar a los “indocumentados malos”.

“Quiero que entreguen a los malos. Llamen a los representantes del secretario (John) Kelly. Tienen que llamar al gobierno federal, porque muchos de los problemas –miren a Chicago y miren a otros lugares- muchos de los problemas son causados por miembros de pandillas, muchos de los cuales no están legalmente en nuestro país”.

El presidente Trump no ofreció evidencia de sus declaraciones, pero realizó varias alusiones a la violencia en la ciudad.


“En Chicago, más de 4,000 personas fueron heridas en tiroteo el año pasado en Chicago, y el promedio este año ha sido aún mayor. ¿Qué está pasando en Chicago?”, insistió Trump.

De acuerdo con la base de datos del Chicago Tribune, los tiroteos han subido un 8% este año, pero hasta el momento los homicidios han bajado un 20%.

Las autoridades de la ciudad han informado que se han duplicado los arrestos relacionados con armas de fuego desde enero del 2016 a enero 2017. El mes pasado, la policía de Chicago recuperó 600 pistolas.

Sin embargo, justo es decir que enero de 2017 la Ciudad de los Vientos registró 51 asesinatos, la misma cantidad que en enero del 2016. El año pasado fue el más violento en Chicago en décadas, con al menos 4,367 heridas en tiroteos y al menos 784 homicidios en total.

Math McGrath, vocero del alcalde Rahm Emanuel compartió un comunicado al respecto en el que decía que: “Con toda la charla y ninguna acción, tendrías que preguntarte si la administración es seria en trabajar con nosotros en soluciones o si sólo están usando la violencia en esta gran ciudad para anotarse puntos políticos. Hemos sido claros, hay formas en las que el gobierno federal puede ayudar y estaremos felices en ser socios de esta administración, cuando decidan dejar de hablar y empezar a actuar”.

Por su parte, Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago, también emitió un comunicado en el que expresó su disposición de trabajar con el gobierno federal.

“Espero que el presidente tuviera hoy la oportunidad de escuchar a los jefes de policía de todo el país que enfrentan muchos de los mismos desafíos que enfrenta Chicago, incluyendo un acceso demasiado fácil a armas ilegales, sentencias inconsistentes y una estructura de pandillas más fracturada y descentralizada…", dijo Johnson.

No es la primera vez que Trump hace referencia a la violencia en la ciudad. En enero pasado, Donald Trump amenazó con enviar ayuda federal a Chicago si la ciudad no era capaz de controlar la 'carnicería' de asesinatos que vive actualmente.

Lea también:

Más contenido de tu interés