null: nullpx
Violencia Doméstica

Pistolero de la masacre de Wasco tenía arrestos previos por violencia doméstica

Una orden de restricción contra el pistolero, solicitada por su esposa, le prohibía visitar la casa donde ocurrieron los asesinatos así como la tenencia y posesión de armas de fuego.
27 Jul 2021 – 11:09 AM EDT
Reacciona
Comparte
José manuel Ramirez, en el centro de la imagen, tenía una orden de restricción en su contra que le prohibía visitar la casa donde ocurrió la masacre, así como portar armas de fuego. En la imagen también se pueden ver sus víctimas Viviana Ramirez y Ángel Ramirez. Crédito: Familia Ramirez

Un total de cinco personas perdieron la vida el domingo como resultado de un incidente en el que un equipo SWAT de la Oficina del Alguacil del Condado de Kern intentó rescatar a tres personas retenidas como rehenes dentro de una residencia en Wasco por un hombre armado con una pistola y un rifle estilo AK-47.

Las víctimas mortales del incidente fueron el agente Phillip Campas, un veterano de los Marines que había servido como patrullero, guardia de honor, y quien se encontraba en el lugar como miembro del equipo SWAT, los rehenes Viviana Ramirez de 42 años de edad, sus hijos José Ramírez, de 24 años, y Ángel Ramírez, de 17, y el presunto pistolero, identificado por 23ABC como José Manuel Ramírez de 41 años de edad, esposo de la primera y padre de los dos últimos.


El teniente Joel Swanson, portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Kern dijo que el pistolero, sin identificarlo por su nombre, había sido arrestado varias veces por delitos de violencia doméstica. Una orden de restricción contra el pistolero, solicitada por su esposa, le prohibía visitar la casa donde ocurrieron los asesinatos así como la tenencia y posesión de armas de fuego. En declaraciones dadas sobre el incidente, el alguacil del condado de Kern, Donny Youngblood, resaltó como una “orden de restricción no es a prueba de balas".

Los agentes del equipo SWAT de la Oficina del Alguacil del condado de Kern dispararon e hirieron al sospechoso después de que comenzó a trepar al techo de la casa con las armas de fuego con que había herido a Campas y a su familia. Ramirez murió en el hospital por causa de las heridas sufridas en el enfrentamiento.

Dos mujeres y dos niñas que pudieron escapar ilesas del lugar de los acontecimientos antes del inicio del enfrentamiento armado con la policía, informaron a los agentes a su llegada que había un hombre armado dentro de la casa y que había disparado a dos o tres personas.

El gobernador Gavin Newsom emitió un comunicado refiriéndose a la muerte de Campas como una “pérdida trágica y sin sentido” y ordenó que las banderas en el Capitolio estatal ondearan a media asta.


Reacciona
Comparte
Publicidad