null: nullpx
Drogas y Adicciones

Muertes de latinos por consumo de heroína y otros tranquilizantes se triplicaron en Chicago en 2016

El fácil acceso a la mercancía y su bajo precio están empezando a causar estragos entre la población hispana de la ciudad, que tienen oportunidad de comprar drogas cada vez más peligrosas.
3 Mar 2017 – 4:08 PM EST

Por Adriana Cardona

CHICAGO, Illinois. Las muertes por intoxicación de heroína y otros tranquilizantes aumentaron drásticamente entre latinos de Chicago en el 2016.

En el 2015, según la oficina del médico forense del condado de Cook, 29 hispanos murieron a causa del consumo de heroína, fentanilo y otros derivados. En el 2016 ese número aumentó a 147.

“Eso significa que hay un incremento del 338 por ciento”, dice la doctora Ponni Arunkumar, médico forense en jefe del condado. “ El incremento es mucho mayor en la población latina comparado con la comunidad afroamericana y la blanca”.

Y ese número podría ser mayor, ya que para Arunkumar, la oficina forense no ha terminado de analizar todas las muertes del año pasado.

Entre las razones del aumento radica en que adquirir drogas en Chicago podría ser más fácil de lo que parece.

“En cada estación de tren, en cada parada de autobús, en cada cruce de calle en Chicago alguien está vendiendo droga”, cuenta Emilio de unos 40 años de edad y quien ha pedido que no se divulge su apellido. “Si nos bajamos en la calle Chicago, desde la Chicago y la Kedzie, y de la Chicago y Laramie, en todas esas calles que tienen luces e intersecciones, hay un punto de venta de droga o de crack”.

El equipo investigativo de Univision Chicago estuvo explorando el área alrededor de las Avenidas Homan y Chicago y descubrió lo sencillo que es comprar drogas como lo explica Emilio, y como lo han divulgado otros usuarios de drogas en la ciudad.

Alrededor de ese cruce, cada esquina es un punto de venta vigilado por grupos de tres o cuatro jóvenes que esperan con ansias a su próximo cliente. Y donde por sólo 10 o 20 dólares se puede obtener una bolsita cargada de un polvo blanco, que bien podría ser una dosis mortal, porque no se sabe qué es lo que realmente contiene.

Estas bolsas pueden estar mezcladas con heroína, químicos y tranquilizantes altamente peligrosos como el fentanilo, el ethanol y la morfina.

“Sinceramente uno nunca sabe. Por lo general, yo lo que hago es que voy al mismo sitio y buscó donde dicen las personas que está buena”, cuenta Emilio. “Aquí en Chicago tú tienes que calentarla y hacer un proceso, pero la droga tiene tantas cosas que a veces no disuelve”.

A decir de la doctora Arankumar, el consumo de fentanilo, —narcótico sintético opiode utilizado en medicina por su acción analgésica y que tiene una potencia superior a la morfina—, ha crecido rápidamente en la ciudad en los últimos tres años.

“Empezamos a detectar [esta sustancia] en el 2014, tuvimos como unos 20 casos de muertes causadas por fentanilo y empezamos a examinar rutinariamente casos de este tipo en el 2015, donde notamos 100 casos. En el 2016 aumentó drasticamente”.

No obstante, Arunkumar asegura que existe un tranquilizante mucho más potente que el fentanilo y que podría ser mortal para todo aquel que entre en contacto con el. Se trata del carfentanilo o tranquilizante de elefante.

“Es 100 veces más potente que el fentanilo y 10 mil veces más potente que la morfina. Y si no se prepara bien podría causar la muerte inmediata”, dice Dennis A. Wichern, agente especial a cargo la DEA en Chicago, quien asegura que, a pesar de su peligrosa potencia, se puede comprar por internet con el simple clic de un botón.

“Se meten a una página clandestina en China donde venden drogas como el carfentanilo y otros derivados. Escoges lo que quieres y ya después das el número de tarjeta de crédito. Al recibir el pago te envían la orden”, cuenta Wichern.

El equipo investigativo de Univision Chicago, visitó los laboratorios de la DEA en la ciudad donde constantemente se examinan este tipo de drogas y donde usan mucha precaución para lidiar con este tranquilizante.

En este laboratorio, cada uno de los químicos lleva un traje especializado para examinar esta sustancia, ya que es demasiado peligrosa y podría causar la muerte al entrar en contacto con ella.


“Este traje es impenetrable por el agua y otros químicos, también tiene una máscara con respirador para no inhalar ninguna sustancia por su nariz o su boca”, dice Cami Dubach, química supervisora de los laboratorios de la DEA.

A estos laboratorios llega toda la droga confiscada en Illinois y otros 12 estados del área central del país. Entre ellas, las mezclas que contienen el potente carfentanilo, que ha causado la muerte a decenas de personas en Ohio.

A decir de Wichern, en los últimos 18 meses la DEA ha identificado el carfentanilo en diferentes lugares de los Estados Unidos y recientemente se entabló la primera demanda en contra de Clifford Reed, un individuo de Ohio que intentaba establecer un mercado de esta potente droga en Chicago.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, este tranquilizante ya empezó a establecer su presencia en el condado Cook y sus alrededores. El pasado diciembre Chicago tuvo su primera muerte causada por carfentanilo, seguida por otra ocurrida en el condado de DuPage.

A partir de este mes, China pondrá al carfentanilo en su lista de sustancias controladas, algo que expertos esperan ayudará a ponerle un alto a esta alarmante amenaza.

Y aunque la idea de toparse con el carfentanilo y otros peligrosos tranquilizantes tiene a muchos preocupados, para algunos adictos como Emilio la idea de probar una droga más potente podría ser un incentivo.

“A veces uno de adicto piensa que si se murió una persona, y esa droga es mejor que esta, (la persona) se murió porque no sabía usarla”, dice Emilio.

Lea también: Puerto Rico exporta a sus adictos con boleto de ida a Chicago

Más contenido de tu interés