null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Hombre de Chicago encarcelado por un crimen que no cometió gastó compensación millonaria en rearmar a su pandilla

Thaddeus Jiménez fue indemnizado hace cinco años por la ciudad de Chicago con una suma de 25 millones de dólares por culparlo injustamente de asesinato. Tras pagar a sus abogados, le quedaron 12.5 millones que dedicó a reconstruir la banda callejera Simon City Royals.
10 Mar 2017 – 1:09 PM EST

CHICAGO, Illinois.- A Thaddeus Jiménez, de 38 años de edad, sólo le tomó cinco años dilapidar millones de dólares que recibió de la ciudad de Chicago por encarcelarlo por un crimen que no había cometido. Parte de la millonaria compensación la empleó para comprar armas, autos de lujo y reconstruir su banda callejera Simon City Royals.

Ahora vuelve a enfrentarse a la justicia, esta vez por uso indebido de arma de fuego tras dispararle a un excompañero en las dos piernas.

Un video dado a conocer este jueves por la fiscalía de Chicago muestra a Jiménez, y a un amigo suyo, José Román, paseando en un automóvil Mercedes convertible por el barrio de Irving Park, al noroeste de Chicago, con varias armas de fuego.

De acuerdo con el Chicago Tribune, según registros de la corte, Jiménez llevaba en el vehículo una pistola de color azul zafiro, hecha a la medida, y tenía bolsas de equipaje Gucci repletas de munición extra. Su pasajero, Román, portaba un rifle semiautomático Mossberg calibre .22

Según fiscales, mientras escuchaban el 'Ave María' una soleada mañana de un lunes de agosto del 2015, Jiménez y su pasajero buscaban a alguien a quien dispararle.

Earl Casteel, exmiembro de la pandilla, estaba en el vecindario preparándose para hacer labores de mantenimiento en su apartamento cuando Jiménez se detuvo y le disparó en las piernas.

“No creo que Casteel supiera lo que le iba a suceder, él simplemente estaba allí. El automóvil pasó y él incluso les saludó", contó Kevin O'Brien, abogado de la víctima.

El video, grabado con el teléfono de Román, fue mostrado ente el tribunal antes de que un juez federal condenara a los dos hombres a nueve años y dos meses en prisión bajo cargos de uso indebido de arma de fuego.

"Es un acto de barbarismo, cruel…", describió Zach Fardon, fiscal federal.

Los fiscales del caso originalmente habían solicitado 10 años de prisión para Jiménez.

Su paso por la prisión

A los 13 años de edad, Jiménez, quien empezó a relacionarse con pandillas desde muy temprana edad, fue condenado a 47 años de prisión por el asesinato de Eric Morro, de 19 años.

Jiménez, quien fue juzgado como adulto, pasó 16 años tras las rejas.

Tras varias investigaciones que obligaron a reabrir el caso, Jiménez fue liberado en el 2009 cuando la justicia reconoció que había sido inculpado injustamente y el hombre fue exonerado. Jiménez demandó a la ciudad de Chicago y a varios oficiales, alegando que la policía ignoró las pruebas contra otro adolescente, y recibió 25 millones de dólares como indemnización en el 2012.

Según el Tribune, este sigue siendo uno de los mayores pagos de mala conducta policial en la historia de la ciudad de Chicago.

De los 25 millones de dólares, Jiménez únicamente se quedó con 12.5 millones, el resto fue para pagar los honorarios de sus abogados.

Los fiscales argumentaron que con el dinero que le quedó Jiménez fraguó un plan para reconstruir a su pandilla y volverla a poner en el mapa.

"No tenía orientación, fue criado en la cárcel y echado a las calles”, dijo Jessica Taylor, la novia de Jiménez a ABC 7.

Jiménez y Román todavía deben enfrentar cargos penales por disparar a Casteel.

Lea también: Un hombre de Chicago se salva de ser juzgado por asesinato y al salir de la cárcel muere baleado


En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés