null: nullpx
Inmigración

Familias centroamericanas piden asilo y un alto a las deportaciones ante el Congreso

Este miércoles familias centroamericanas, entre ellos 12 niños, acudieron al congreso para solicitar "leyes que les protejan" y el amparo legal necesario para poder optar por asilo en Estados Unidos.
18 May 2016 – 3:56 PM EDT

Washington, DC.- Niños centroamericanos y sus padres viajaron de Waukegan, Illinois a la capital del país para solicitar respaldo para que el sistema judicial estadounidense les considere como refugiados.

Este miércoles un grupo de 29 personas, entre ellos 12 niños, acudieron al congreso para solicitar "leyes que les protejan" y el amparo legal necesario para poder optar por asilo en Estados Unidos.

“Estar en un lugar sin hacer nada, es como tener miedo y pues el miedo lo he dejado a un lado desde el momento en que tomé la decisión de venirme para acá”, dijo Nolbia Peña, hondureña y madre de un niño de ocho años, quien viajó con su hijo a Washington para implorar por su futuro.


“A rogarles. Más que todo a pedirles que nos dejen estar en este lugar con libertad”, dijo Peña a Univision Chicago.

La comunidad inmigrante de Estados Unidos afronta momentos de temor e incertidumbre después de las informaciones publicadas la semana pasada que apuntan a inminentes redadas contra madres y niños centroamericanos que se encuentran como indocumentados en el país.

Por su parte, Raúl Ortiz, niño de ocho años quien llegó a Estados Unidos hace un año proveniente de Honduras y huyendo del terror de los grupos organizados y la delincuencia, pidió porque paren las deportaciones, porque no quiere volver a vivir su pesadilla.

"Vine aquí porque en Honduras no estaba seguro y allí estaba en peligro, y todavía estoy en peligro. (...) Veía como mataban a personas con pistolas y cuchillos, y me daba miedo. Por eso nos vinimos para acá", contó el pequeño a Efe.

Evelyn Díaz, su madre, explicó a la agencia que buscó suelo estadounidense huyendo de las maras y las bandas organizadas, quienes, dada la grave situación que vive su país, también se dedican a secuestrar a menores para integrarlos en sus grupos criminales.

Díaz dijo ante los medios que las familias como la suya no emigran a Estados Unidos para "ser una carga", sino que simplemente buscan "protección" y están dispuestos a "trabajar duro para ganarse el pan de cada día".


"Sabemos que la violencia continúa y van a seguir viniendo… No son inmigrantes indocumentados, son refugiados huyendo del terror", dijo Luis Gutiérrez, congresista demócrata por Illinois sobre la visita del grupo a Washington.

Gutiérrez junto a las también congresistas demócratas por California Lucille Roybal-Allard y Zoe Lofgren están presionando al Congreso y al Gobierno de Barack Obama para crear una "solución regional integral" que ataje el problema desde el origen.

Los legisladores explicaron que uno de los grandes problemas que viven familias como estas, especialmente los niños, es que cuando se enfrentan a las autoridades migratorias lo hacen sin asesoría legal ni abogado que los represente, pero advirtieron que en la mayoría de los casos en los que sí lo obtienen, el sistema decide darles asilo.

Los congresistas aseguraron que, según los datos con los que ellos cuentan, el 86 % de las familias indocumentadas que han sido identificadas por las autoridades de inmigración y aduanas para ser deportadas no cuentan con ningún tipo de soporte legal.

“Lo que estamos pidiendo realmente es que cesen las deportaciones y a que a estas familias inmediatamente se les dé una protección especial”, dijo Juan Manuel Solís, abogado de inmigración que se unió a la causa del grupo.

De acuerdo con Julie Contreras, activista y miembro de LULAC, quien viao con el grupo la idea del ir Washington surgió hace tiempo, pero ahora con la noticia de nuevos operativos de ICE, el viaje se cristalizó.

Contreras comentó que las familias se reunieron también con los congresistas Joaquín Castro, Henry Cuellar, Pete Aguilar y Javier Becerra, entre otros.

“Creemos que el viaje ha sido un éxito. Los congresistas van a presentar una carta de apoyo a sus casos legales”, dijo Contreras.

Está previsto que el grupo regrese a Illinois el jueves al mediodía.

Lea también:


Más contenido de tu interés