null: nullpx
Violencia

El Papa Francisco manda una carta a las víctimas de la violencia en Chicago

La misiva, en la que el Papa hace un llamado a la sanación y a la reconciliación, se dio a conocer este martes. Fecha en la que la Archidiócesis de Chicago informó de la creación de un fondo para el combate a la violencia en la ciudad y de la celebración de una marcha por la paz este Viernes Santo.
4 Abr 2017 – 1:41 PM EDT

CHICAGO, Illinois. La violencia en Chicago llegó hasta oídos de El Vaticano. Este martes el Papa Francisco envió una carta al cardenal Blase Cupich, arzobispo de Chicago, en la que le pide le informe a los feligreses de la Ciudad de los Vientos que los tiene en sus oraciones.

“Estoy enterado de que muchas familias han perdido a sus seres queridos a causa de la violencia. Quiero decirles que estoy cerca de ellos, que comparto su dolor y ruego a Dios para que a través de su gracia puedan vivir y experimentar la sanación y la reconciliación. Quiero asegurarle que el compromiso que usted y muchos otros líderes locales están teniendo para promover la no violencia como una forma de vida y un camino para la paz cuenta con todo mi apoyo”, dice la misiva.

La carta, fechada el día de hoy, se dio conocer al mismo tiempo en que la Archidiócesis de Chicago anunció que han lanzado una iniciativa para romper los ciclos de violencia en la ciudad y la creación como parte de estos esfuerzos del Fondo Filantrópico Operación Paz al que destinarán 250,000 dólares.

La arquidiócesis de Chicago, que sirve a más de 2.2 millones de feligreses, de los cuales 44% son hispanos, informó que con ese dinero apoyarán, entre otras cosas, programas de Caridades Católicas; de Mercy Homes for Boys and Girls, organismo que brinda apoyo a jóvenes de bajos recursos; y de Kolbe Homes, que da servicios religiosos dentro de las cárceles, entre otros.

"Las causas de la violencia que estamos viendo en nuestra ciudad son complejas y profundamente arraigadas, pero tengo una fuerte creencia, basada en la buena voluntad y los muchos esfuerzos dedicados de nuestros líderes cívicos y religiosos, de que estas causas pueden ser abordadas y el sufrimiento puede terminar si todos trabajamos juntos", dijo Cupich en un comunicado.

Chicago acaparó titulares el año pasado con más de 760 asesinatos. En lo que va del 2017, la ciudad ha registrado más de 150 homicidios y la semana pasada vivió su segundo día más violento del año, en el que siete personas fueron asesinadas, entre ellos una mujer embarazada, en un lapso de 12 horas.

Una marcha por la paz y el legado de Martin Luther King

La Archidiócesis anunció también que este próximo 14 de abril, día que se celebra el Viernes Santo, tendrán una marcha por la paz, que se llevará a cabo en el barrio de Englewood, una de las zonas de la ciudad más afectadas por la criminalidad.

Durante el evento, que arrancará a las 10:30 am en la iglesia de St. Benedict the African Catholic Church e irá de la esquina de la 66th Street a la Stewart Avenue, se representarán las estaciones del Vía Crucis y harán una pausa a lo largo del camino para recordar a quienes perdieron la vida a manos de la violencia.

“Ese día, mientras realice mi propio Vía Crucis en Roma, acompañaré con mi oración a todos aquellos que caminen con usted y a todas las personas que han sido víctimas de la violencia”, agregó el Papa en su misiva.

Por otra parte, en su carta el Papa Francisco también se expresó en contra de la discriminación y recordó el legado de Martin Luther King.

“Lamentablemente…. personas de diverso origen étnico, social y económico hoy son víctimas de discriminación, indiferencia, injusticia y violencia. Debemos rechazar esa exclusión y ese aislamiento y dejar de pensar en cualquier grupo como los ‘otros’. Mejor pensemos en ellos como nuestros propios hermanos y hermanas”, agregó el Papa en su mensaje.

“Andar el camino de la paz no siempre es fácil, pero es la única respuesta auténtica a la violencia… Invito a todas las personas, especialmente a los hombres y mujeres jóvenes, a dar respuesta a las palabras del Dr. King, y a que sepan que una cultura de la no violencia no es un sueño inalcanzable, sino un camino que ha producido resultados decisivos. La práctica constante de la no violencia ha roto barreras, ha reparado heridas, ha sanado a naciones, y puede curar a Chicago”, indicó el Sumo Pontífice.

Como es su costumbre, al final de su mensaje, el Papa de origen argentino pidió a los feligreses que rezarán por él.

Lea también:



Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés