null: nullpx
Religión

Iglesias de Chicago buscan garantizarle una familia a niños de padres deportados

Los criterios serían los mismos que se utilizan para acceder a la adopción de un niño, en Estados Unidos. Las familias que se inscriban tendrán que ser examinadas y estudiadas antes de obtener la custodia temporal.
2 Mar 2017 – 11:58 AM EST

CHICAGO, Illinois. Rita Aguilar, feligrés de la iglesia de San Pío, no dudó ni un momento en inscribir su nombre en la lista de personas que podrían hacerse cargo de un menor de edad en caso de que sus padres sean deportados.

“Cuando se comete una injusticia con un inmigrante, la afrenta es para todos. Estos niños no la deben y no tienen porque pagarla. Todos somos inmigrantes y tenemos que ayudarnos”, dijo Aguílar.

“Tenemos que hacer esto, tenemos que estar preparados. Soy ciudadana americana y también estos niños. Tenemos que ayudar, porque no sería justo dejar a estos niños sin sus padres, es como dejar barcos a la deriva”, dijo Angela Adams, otra feligrés que también se sumó a la iniciativa.

Tres sacerdotes de la arquidiócesis de Chicago cuyas Iglesias están en el barrio de Pilsen, vecindario con 36,000 habitantes de los cuales el 83% de la población es hispana, lanzaron está iniciativa que entró en vigor el Miércoles de Ceniza, en la que están registrando a familias para que voluntariamente se hagan cargo de niños cuyos padres pudieran ser detenidos o deportados por inmigración.

De acuerdo con José Santiago, párroco de la iglesia de San Pío, los criterios serían los mismos que utilizan para personas que adoptan a niños a través de la arquidiócesis y los adultos que se inscriban para cuidar a los niños serán examinados como posibles familias de acogida.

“Si por alguna razón no tienen otro familiar o persona que se haga cargo de ellos o si ocurre una emergencia, es para ayudarles a que sus hijos se sientan protegidos”, dijo el padre de la Iglesia localizada en Ashland Avenue.


El padre Gary Garf de la Iglesia de San Procopio y el reverendo Michael Enright de San Paul y San Adalberto, son los otros dos sacerdotes que se han unido a esfuerzom a través del cual también organizan talleres informativos de asesoría legal con el apoyo de Caridades Católicas y Proyecto Resurrección, organización sin fines de lucro.

“Les estamos apoyando con el plan de acción. Una parte es tener familias listas que quieran ayudar en caso de que un niño este separado de sus padres por deportación, pero el plan también incluye alertar al barrio de la presencia de ICE. Si escuchamos que inmigración está en la comunidad, que los ciudadanos vayan a verificar si es cierto o no, porque han habido muchos rumores que causan preocupación y temor a la gente”, dijo Eréndira Rendón, directora de proyectos nacionales de Proyecto Resurrección.

Las parroquias están organizando un equipo de respuesta rápida en cada iglesia que ayudará a asegurar que los inmigrantes tengan acceso a la protección legal y conozcan sus derechos.

“Para que se pueda disminuir el temor entre la comunidad y la gente sepa que puede hacer y no hacer ICE en nuestra comunidad”, dijo el sacerdote Santiago.

"Como parroquias católicas, reconocemos que algunas de nuestras familias están en peligro muy real...", dijeron las iglesias en un comunicado.

Para Efraín Miranda, un feligrés que se sumó a la iniciativa. el esfuerzo que están haciendo las iglesias de Pilsen es muy loable. "No me imaginó que sería estar sin mi hijo y es algo que no quisiera yo pasarlo".

Lea también: Cardenal de Chicago fija postura ante medidas migratorias: No permitirán entrada a agentes de ICE, pero no serán iglesias santuario.

Más contenido de tu interés