Tornado

Damnificados describen el horror de los tornados al suroeste de Chicago

Un tornado categoría 2 causó estragos en la ciudad de Pontiac, localizada a unas 100 millas al suroeste de Chicago, la noche del miércoles.
23 Jun 2016 – 6:48 PM EDT

PONTIAC, Illinois. Rachel Baxter se considera afortunada de estar con vida luego de que la noche del miércoles un tornado categoría 2 levantó su casa móvil en Pontiac, Illinois, ciudad localizada a unas 100 millas al suroeste de Chicago.

Baxter se encontraba en casa con su novio y sus dos hijastros, de dos y seis años de edad, cuando el tornado azotó la zona poco después las 10:15 pm. Los vientos alcanzaron las 125 millas por hora.

"Me metí a la tina de baño con la niña y le cubrí el cuerpo y la cabeza con mi cuerpo. Inmediatamente el viento nos levantó. Me pegue en la cabeza contra la secadora de ropa y luego el viento nos volteó seis o siete veces y terminamos a unos 40 pies de la casa. Después comencé a buscar a mi novio y al niño", cuenta Baxter.

Su novio se pegó en la cabeza y tuvo que recibir puntadas mientras que su hijastro tuvo heridas leves y la niña salió ilesa. Sin embargo, Rachel se fracturó la pelvis y tuvo que recibir puntos por una cortada.


Imágenes de la destrucción que dejó el paso de un tornado en Pontiac, Illinois

Loading
Cargando galería

Por otra parte, Michelle Matusiak también se considera afortunada de estar con vida. Ella se encontraba manejando y logró entrar a una gasolinera Shell justo antes de que azotará el tornado.

"Estaba muy asustada. En cuanto entré a la gasolinera, la luz se comenzó a ir. Todos nos metimos en el baño y luego se fue la luz por completo y escuchamos el viento. Todo se sacudía", recuerda Matusiak, quien a pesar de que tendrá que hacer reparaciones a su vehículo, asegura estar contenta de vivir para contar su odisea.

La gasolinera Shell donde se resguardó Matusiak registró daño extenso al igual que una gasolinera BP donde parte del techo quedo ladeado.

En el concesionario de autos Heller decenas de vehículos tenían cristales rotos y otros daños.


"Estamos muy agradecidos de que el tornado no pasó por el centro de la ciudad ni tampoco impactó algunas de las zonas residenciales más grandes”, dijo Dan Davis, vocero de la policía de Pontiac. “Hoy lo que pedimos es que la gente maneje con cuidado porque hemos tenido varios choques debido a que la gente está tomando fotos desde sus autos. Esto también impide que se lleven a cabo las tareas de limpieza".

El oficial dijo que sólo Baxter y su familia quedaron desplazadas por el tornado.

Según una portavoz del hospital St. James, en total siete personas recibieron atención médica por lesiones.

El Servicio Nacional de Meteorología confirmó que al menos cuatro tornados tocaron tierra en Illinois el miércoles y la ciudad de Pontiac fue una de las más afectadas.

Este jueves se registraron labores de limpieza en el área y el gobernador Bruce Rauner visitará la zona mañana viernes.

Vea también:


Más contenido de tu interés