null: nullpx
Asesinatos

ADN hallado en uñas de una víctima ayudó a dar con presuntos homicidas de Gage Park

Restos de ADN en las uñas de una de las víctimas y registros de teléfono, entre otros, permitieron dar con los presuntos asesinos.
20 May 2016 – 2:13 AM EDT

CHICAGO, Illinois. Gracias a ADN encontrado en las uñas de María Herminia Martínez de 32 años fue como los detectives se dieron cuenta de que Diego Uribe Cruz, sobrino político de la mujer, habría estado implicado en el homicidio de la familia mexicana asesinada en Gage Park en febrero pasado.

"Él tenía rasguños en el cuello, hubo un pleito, ella se defendió", dijo Osvaldo Valdés, uno de los detectives del caso a Univision Chicago. Esa prueba, agregó Valdés, fue la que condujo a los onvestigadores a concluir "que fue él (Diego Uribe Cruz) quien le hizo esto a la familia".

Fue así como este jueves las autoridades presentaron seis cargos de homicidio en primer grado contra Diego Uribe Cruz de 22 años y su novia, Jafeth Ramos de 19 años.

"Uribe, quien es sobrino de María Martínez, una de las víctimas, inicialmente intentó robarle dinero a la familia, pero (este primer delito) se convirtió en un múltiple homicidio. Ramos estuvo presente durante este horrendo asesinato", dijo Eddie Johnson, superintendente de la policía.

De acuerdo con el superintendente de la policía, en la casa de las víctimas también se encontró sangre del supuesto victimario, Diego Uribe Cruz. Además de la evidencia de ADN, los registros del teléfono de celular de Uribe lo vinculan con la masacre, aseguró Johnson.

Jafeth Ramos, explicaron los detectives, habría actuado como cómplice al intentar borrar las huellas del crimen.

"Ella limpió (la escena), también agarró los teléfonos y ayudó a encontrar dinero, joyas. Ella estuvo ahí todo el tiempo”, dijo Valdés.


Ambos jóvenes habrían confesado los hechos ocurridos la primera semana de febrero en el 5700 South California en el barrio al suroeste de Chicago.

Según se desprende de la investigación, María de 32 años fue la primera en ser asesinada. Noé Jr. de 38 años fue la segunda víctima. Después fue asesinada la madre de ambos, Rosaura Hernández, de 58 años, y posteriormente los hijos de María Herminia, Alexis de 10 y Leonardo de 13 años.

Cuando los sospechosos se disponían abandonar la casa, Noé Martínez Senior de 62 años, llegó al inmueble, convirtiéndose en la sexta víctima.

De acuerdo con los resultados de la autopsia, todos los miembros de esta familia, a excepción de la madre de los pequeños, habrían sido atacados con armas blancas. Herminia habría sido la única en recibir múltiples disparos.


La policía de Chicago dio a conocer en su momento que tres diferentes armas blancas habrían sido utilizadas en este asesinato múltiple.

De acuerdo con lo que pudo conocer Univision Chicago, las autoridades descartan que haya más personas implicados en esta masacre.

Este viernes se espera que ambos sospechosos comparezcan en corte para la ratificación formal de los cargos en su contra.

Lea también:

RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesMuertesHispanosLocal
Publicidad