null: nullpx
Bakersfield

Bakersfield azotada por epidemia de robos de convertidores catalíticos

Los convertidores catalíticos forman parte del sistema de escape de los vehículos de motor, su uso es obligatorio e indispensables para pasar el chequeo de gases contaminantes, y su reemplazo puede costar miles de dólares.
4 Feb 2021 – 12:31 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La policía de Bakersfield está información que lleve a la captura de estos cuatro sospechosos de robo de convertidores catalíticos. Cualquier información puede ser reportada a los teléfonos (661) 326-3947 y (661) 327-7111. Crédito: Bakersfield Police Department

Bakersfield está siendo azotada por una epidemia de robos de convertidores catalíticos. Los convertidores catalíticos son una pieza del sistema de escape de los vehículos de motor que filtra los gases de escape atrapando elementos contaminantes. Esta pieza es de uso obligatorio en todos los vehículos nuevos que son vendidos en Estados Unidos desde 1975.

Los convertidores catalíticos son relativamente fáciles de robar y son vendidos a mercaderes de metales por precios que oscilan entre 50 a 200 dólares o más por pieza. Su atractivo radica en el hecho de que en su manufactura se utilizan metales raros como el paladio, el rodio, y el platino, que según explica Car and Driver, pueden ser tan o más costosos que el oro.


Reemplazar el convertidor catalítico puede costar más de mil dólares, y si se utiliza una pieza original adquirida en un concesionario, el precio puede alcanzar los 2,000 y hasta 3,000 dólares.

En lo que va de 2021, el Departamento de Policía de Bakersfield, ha recibido más de 100 denuncias de robos de convertidores catalíticos, y ha arrestado a más 13 personas por sospecha de robo de esta pieza automotriz.

La policía de Bakersfield reconoce que el robo de los convertidores se ha convertido en una epidemia, y dice estar tomando medidas y dedicando recursos para solucionarla. Pero también piden que la comunidad ponga de su parte para combatir el problema, tomando medidas tan sencillas como estacionar sus vehículos en áreas bien iluminadas y muy transitadas, instalar dispositivos de postventa que dificultan el robo de los convertidores, y marcar los convertidores catalíticos con el VIN o número de identificación del vehículo, de manera de poder recuperarlo en caso de que la policía consiga la pieza.

Las leyes ambientales de California obligan a los propietarios de vehículos de motor a someter a estos a un chequeo de sus emisiones de escape para verificar si las mismas cumplen con los estándares impuestos por el estado. A los vehículos que no cuentan con su convertidor catalítico les es imposible pasar esta prueba, por lo que no es una opción reemplazar el convertidor con un tubo metálico, como podrían hacer en otros estados.

El Departamento de Policía de Bakersfield comparte regularmente en su cuenta de Twitter los incidentes de detenciones y arrestos relacionados con el robo de convertidores catalíticos, los cuales identifica con la etiqueta, o hashtag, #catalyticconverter. El miércoles se reportó el arresto de Samuel Chávez de 43 años de edad, y de Guillermo Torres de 44 años de edad, quienes fueron capturados en el acto de robo de convertidores catalíticos en el área de la cuadra 100 de la Avenida S Union, así como el arresto de Alfredo Ramos de 40 años de edad, por la misma causa en el área del Bakersfield Auto Mall.

La policía también está pidiendo ayuda a la comunidad para identificar y obtener información que lleve a la captura de los cuatro individuos que se pueden ver en la imagen que encabeza esta nota, por sospecha de robo de convertidores catalíticos. Se trata de cuatro hombres hispanos de entre 20 y 40 años de edad. Cualquier información sobre estos cuatro individuos puede ser reportada a los teléfonos (661) 326-3947 y (661) 327-7111.


Reacciona
Comparte
Publicidad