null: nullpx
Tráfico de Influencias

Pararon y no multaron a un policía de Austin aunque iba a exceso de velocidad

En vez de una multa de tráfico, el asistente del jefe de Policía de Austin recibió una simple advertencia cuando fue parado en una carretera de Texas por manejar a 92 millas por hora. El oficial estaba fuera de servicio, pero conducía un vehículo propiedad de la ciudad.
29 Mar 2017 – 4:40 PM EDT

AUSTIN, Texas.- La reacción que tuvo un patrullero tras una parada de tráfico a un hombre, quien resultó ser el asistente del jefe de Policía de Austin, ha causado malestar en la capital de Texas.

Chris McIlvain, el oficial que fue detenido, conducía a 92 millas por hora, una clara infracción por exceso de velocidad que conlleva a una multa. Sin embargo, a él lo dejaron ir con una simple advertencia escrita.

El incidente ocurrió el 18 de febrero en la autopista MoPac, al norte de Austin, mientras McIlvain se dirigía con su hijo a un partido de basquetbol en la ciudad de Waco.

El oficial fue detenido por el agente David Montalvo, quien detectó al vehículo cuando iba a 92 millas por hora en una autopista donde la velocidad máxima permitida, en ciertos tramos, es de 75. Al acercarse al vehículo, Montalvo se percató de que el conductor era uno de sus superiores.

“¿Qué tan rápido iba?”, preguntó McIlvain al patrullero, segun cita el el diario American-Statesman. A lo que Montalvo respondió: “La primera lectura fue de 92 y lo detuve a 88”.

McIlvain expresó sorpresa y tras un breve intercambio con el agente, se disculpó.

“Que estés bien, cuídate amigo”, dijo Montalvo a su superior tras darle la advertencia escrita y dejarlo ir.

El incidente causó molestia en la población y algunos consideran que el asistente del jefe de policía se aprovechó de su cargo para evitar ser amonestado. Un ciudadano común habría recibido una multa con seguridad.

“Esto es muy raro aquí porque se supone que a todo mundo le dan sus multas y a él con más razón para poner el ejemplo”, dijo Miguel Rustrean, ciudadano de Austin.

“Cualquier persona debe de acatar las reglas y si es alguien con un cargo como este tiene que poner el ejemplo”, agregó Andrea García, otra residente de Austin.

El jefe de la Policía de Austin, Brian Manley, sostuvo una conferencia de prensa este martes para aclarar el incidente, del cual se enteró por un reporte de prensa.

Manley dijo que la semana pasada conversó con el patrullero que paró a McIlvain pero no lo multó y le expresó que entendía lo incómodo que puede ser detener a un superior. Sin embargo, le preguntó si hubiera hecho lo mismo de tratarse de un ciudadano o alguien más, a lo que el agente respondió que no.


Luego de esa conversación, el agente Montalvo emitió una multa de 195 dólares a McIlvain y el Departamento de Policía de Austin inició una investigación con asuntos internos por el incidente.

Algunos residentes de Austin manifestaron su preocupación ante lo que puede interpretarse como 'preferencia' para ciudadanos que ocupan ciertos puestos de trabajo o tienen un estatus socioeconómico alto, cuando se trata de encarar a la justicia.

Al respecto, el jefe Manley dijo: “Quiero aprovechar esta oportunidad para enviar un mensaje a toda la corporación policiaca y explicarles lo ocurrido y las acciones que he tomado, así como la importancia de ser equitativo cuando se imparte justicia con la ciudadanía y los miembros de la corporación que representamos".

Manley también aclaró que a pesar de que los oficiales tienen discreción, deben saber cómo usarla sin importar las características de la persona o su puesto de empleo.

Vea También:


Las curiosidades de la oficina de Arturo Acevedo, el comandante de la Policía de Houston

Loading
Cargando galería

Lea también:



Más contenido de tu interés