null: nullpx
Inmigración

La sheriff del condado Travis en Texas cumple con su promesa de reducir la cooperación con las autoridades de inmigración

A pesar de las advertencias del gobernador Greg Abbott de sancionar a las ciudades y gobiernos locales que implementen medidas 'santuario', la nueva sheriff del condado Travis ratifica su intención de disminuir la colaboración de su departamento con ICE.
23 Ene 2017 – 12:51 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

AUSTIN, Texas.– Sally Hernández, la nueva sheriff del condado Travis –al cual pertenece la ciudad de Austin–, anunció el viernes que su oficina empezará a disminuir la cooperación con autoridades federales de inmigración (ICE). Esa fue una de sus promesas más ‘sonadas’ de campaña y a pesar del ambiente poco favorable que hay en el estado para este tipo de iniciativas, Hernández no se retracta.

En un video difundido en YouTube, la nueva sheriff fue enfática en que "el público debe estar seguro de que la aplicación de la ley en el ámbito local se centrará en la seguridad pública y no en la aplicación de leyes federales de inmigración". Dijo además que la cárcel del condado Travis no puede ser percibida como un tanque para retener personas que cometen infracciones federales de inmigración.

Para Hernández, es indispensable que sus oficiales cuenten con la confianza del público durante cualquier interacción y que todos los miembros de la comunidad se sientan cómodos siendo parte de los esfuerzos para arrestar a abusadores violentos, narcotraficantes, a quienes trafican con mujeres y niños, roban y lastiman a otros: “No podemos darnos el lujo de hacer que nuestras comunidades sean menos seguras, empujando a las personas a las sombras”, agregó.

La funcionaria aclaró que seguirá reteniendo a las personas acusadas de delitos muy graves, como asesinatos con cargos de pena capital, asesinatos en primer grado, agresiones sexuales agravadas o contrabando de personas.

El anuncio de Hernández de inmediato generó una reacción por parte del gobernador Greg Abbott, quien a través de su cuenta de Twitter afirmó que recortará fondos al condado Travis por adoptar políticas ‘santuario’ y que implementará castigos más severos.

Abbott había informado desde noviembre del año pasado sobre su intención de tomar acciones contra las llamadas ‘ciudades santuario’. “Sí, voy a firmar una ley para prohibir las ciudades santuario. Además ya he sometido una orden para quitarle fondos a estas ciudades”, escribió en Twitter el 27 de noviembre.

El anuncio de Hernández se conoce luego de que legisladores republicanos presentaron la semana pasada propuestas de ley en ambas cámaras del Congreso Estatal de Texas que buscan sancionar a las llamadas 'ciudades santuario' o gobiernos locales que se rehusen a colaborar con las agencias federales de inmigración.

La propuesta SB4 en el Senado (presentada por Charles Perry, de Lubbock) y la HB 889 en la Cámara de Representantes (sometida por Charlie Geren, de Fort Worth) están en la mesa de discusiones de la legislatura texana. De ser aprobadas, sancionarían a los gobiernos municipales que 'protejan' a los indocumentados con la reducción de fondos estatales, entre otras medidas.

Miembros de la organización ‘ ICE fuera de Austin’ aplaudieron que la nueva sheriff de Travis mantuviera sus promesas de campaña, y dijeron en su cuenta de Facebook: “Buenas noticias en tiempos difíciles”.

Aún no se conocen reacciones de la oficina de la sheriff Hernández con relación a los comentarios del gobernador Abbott, quien lanzó un tuit llamando su decisión "un juego peligroso de ruleta rusa política, con las vidas de los texanos en juego".

Hernández es la segunda alguacil de un condado texano en proponer medidas para detener o disminuir la cooperación de una agencia policial con las autoridades de inmigración. En noviembre pasado, Ed González, el nuevo alguacil del condado Harris –al que pertenece Houston– también dijo que era hora de terminar con el programa 287 (g), que permite la colaboración de agencias policiales locales con inmigración. “En mi opinión es tiempo de terminar con este programa que nos cuesta dinero y que no nos hace más seguros”, dijo González en entrevista con Univision Houston.

El nuevo jefe del Departamento de Policía de Houston, Arturo Acevedo, también se suma al grupo de autoridades texanas que tienen una postura favorable con relación al tema de la inmigración. El oficial aseguró que sus policías no se dedicarán a perseguir a indocumentados honestos, sino a delincuentes.

Acevedo fue enfático en decir que los indocumentados que residen en Houston y que trabajan honestamente pueden estar tranquilos porque sus oficiales se van enfocar en capturar a quienes están cometiendo crímenes.

“Estamos aquí para mantener la seguridad pública y si yo tengo un oficial que en vez de estar [persiguiendo] a pandilleros, a vendedores de drogas, a los que están matando y asaltando, quiere ir al Home Depot para caerle a los que están buscando ganarse la vida, vamos a tener problemas con ese oficial”, aseguró.

Temas relacionados:

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés