null: nullpx
Leyes y Prohibiciones

Gobernador de Texas propone que los ataques dirigidos hacia policías sean considerados crímenes de odio

La propuesta del gobernador de Texas, denominada 'Acta de Protección a la Policía’, busca que las agresiones dirigidas contra oficiales de la ley sean penalizadas como crímenes de odio. Líderes policiales en Texas se muestran complacidos con la iniciativa.
19 Jul 2016 – 9:50 PM EDT

AUSTIN, Texas – El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció este lunes una iniciativa que busca endurecer los castigos para crímenes cometidos contra oficiales de la ley. La iniciativa ha sido denominada ‘Acta de Protección a la Policía’ (the Police Protection Act).

Abbott expresó que en un momento cuando los ataques contra los oficiales de la ley están aumentando simplemente por el trabajo que desempeñan, el estado de Texas debe enviar un mensaje contundente de apoyo a los hombres y mujeres que prestan sus servicios y protegen a la comunidad.

La propuesta de Abbott es enfática en señalar que cualquier persona que cometa una agresión hacia un oficial de la ley usando como pretexto su prejuicio contra la policía, incurrirá en un delito de odio.

El gobernador Abbott dijo que al tiempo que el estado y la nación continúan lamentando la muerte de varios héroes en Dallas, es hora de que los texanos se unan para decir ‘no más’.


“Los hombres y mujeres que portan un uniforme arriesgan sus vidas a diario para proteger al público y ya es hora que le mostremos que el estado de Texas los respalda”, señaló.

Abbott fue enfático en señalar que Texas no tolerará faltas de respeto para quienes sirven en las fuerzas policiales y aclaró que cualquier persona que agreda a los oficiales de la ley será enjuiciada con severidad.


La Ley de Protección a la policía propuesta por el gobernador Abbott brindaría protección contra crímenes de odio a los agentes, aumentaría los castigos para delitos que involucren a un oficial de la ley y crearía una cultura de respeto a la aplicación de la ley a través de una campaña para educar a los niños de Texas sobre el valioso aporte de la policía en sus comunidades.

Bajo las leyes actuales, un asalto que deje lesiones corporales es generalmente castigado como un delito menor, mientras que un asalto a un servidor público, incluyendo a los oficiales de policía, es considerado un delito grave de tercer grado. Bajo la propuesta del gobernador Abbott, en los casos donde la agresión es contra un oficial de la ley, el agresor será castigado por un delito grave de segundo grado.

“El tiroteo reciente en Dallas no es la primera vez que los oficiales de la ley en Texas han sido objeto de un taque. Nuestra meta es hacer todo lo posible para que sea el último”, agregó Abbott.


Ray Hunt, quien ha sido agente por más de 26 años y es el presidente de la Asociación de Policías de Houston, se mostró motivado por la acción legislativa propuesta por el gobernador que pone al estado como líder nacional en el tema de proteger la vida de los agentes del orden.

“Los ataques contra policías en nuestro estado y en otras partes del país no tienen precedentes y la solución propuesta por el gobernador Abbott va en la dirección correcta”, señaló Hunt.

Por su parte, Kevin Lawrence, director ejecutivo de Asociación de la Policía Municipal de Texas, aplaudió al gobernador Abbott por reconocer la importancia de proteger a los agentes de la ley en Texas.

“Las falsas narrativas y la irresponsable retórica antipolicía han puesto nuestros oficiales en mayor peligro que nunca. Este es un paso importante hacia la protección de aquellos que protegen a los ciudadanos de este gran estado".

Ron Pinkston, presidente de la Asociación de Policías de Dallas también celebró la iniciativa de Abbott en respuesta a la reciente ola de ataques contra los oficiales del orden. “Ahora es el momento para que los líderes electos en todo el estado y el país hagan lo correcto y se unan al llamado del gobernador para proteger a los oifciales de policía”, dijo.

El apoyo a la propuesta de Abbott también se hizo sentir por parte del presidente de la Asociación de Alguaciles de Texas, Donald Sowell, quien señaló estar complacido de escuchar que el gobernador es el proponente de un esfuerzo para proteger a los policías en el estado.

“Los alguaciles de Texas sentimos que este debe ser un precedente que deben imitar los líderes de otros estados y apoyamos a nuestro gobernador”, dijo.

Historias relacionadas:


Más contenido de tu interés