null: nullpx
Leyes y Prohibiciones

El Senado de Texas aprueba una propuesta de ley que castiga a educadores que sostengan relaciones con estudiantes

Las conductas inapropiadas por parte de educadores se han vuelto una epidemia estatal, según el proponente de la medida. En 2016, un total de 222 casos fueron reportados a la Agencia de Educación de Texas.
9 Mar 2017 – 11:34 AM EST

AUSTIN, Texas.- El Senado de Texas aprobó el miércoles, de forma unánime, la propuesta de ley SB7 que busca eliminar del sistema educativo las relaciones inapropiadas entre estudiantes y maestros. La medida establece sanciones para los educadores que incurran en estos comportamientos, dentro y fuera de su distrito escolar, y para directivos que no reporten los incidentes.

La propuesta responde a una serie de incidentes en todo el estado que han elevado la preocupación entre la comunidad escolar y que fueron descritos por el senador Paul Bettencourt, autor de la medida, como “una epidemia estatal”.

Algunos de los casos más controversiales en los últimos meses fueron los de las exmaestras Kelsey Leigh Gutiérrez, Thao ‘Sandy’ Doan y Alexandria Vera, quienes enfrentaron cargos de asalto sexual por relacionarse con alumnos menores de edad.

El caso de Vera fue muy publicitado porque fue acusada inicialmente de asalto sexual continuado, tras admitir que tuvo relaciones íntimas casi a diario, durante nueve meses, con un muchacho de 13 años, quien cursaba el grado octavo. Como resultado de esa relación, la educadora quedó embarazada pero interrumpió su embarazo luego de que se iniciara la investigación en su contra.


Recuento de los hechos del caso de la exmaestra Alexandria Vera, acusada de abuso sexual agravado a un menor

Loading
Cargando galería

La exmaestra logró llegar a un acuerdo con la fiscalía para evitar la posibilidad de una sentencia de vida en prisión y se declaró culpable de un delito menor: asalto sexual agravado contra un menor. Vera fue sentenciada a 10 años de prisión el pasado mes de enero, pero es elegible para recibir el derecho a libertad condicional después de que hayan pasado 5 años de su condena.

“Las relaciones inapropiadas entre estudiantes y maestros deben ser eliminadas y punto. Estamos hablando de la salud y seguridad de nuestros niños. No podemos evadir y ocultar estos problemas. Los estudiantes son afectados por estas conductas inapropiadas”, agregó Betancourt.

Le medida fue apoyada por diversos grupos de maestros, juntas escolares y la comunidad escolar. La propuesta, que recibió 31 votos a favor y ninguno en contra, señala lo siguiente:


  • Un maestro será acusado de conducta inapropiada si se relaciona con un estudiante, incluso si el menor no asiste al mismo distrito escolar en el que trabaja el profesor.
  • Si el educador es encontrado culpable de una ofensa o cualquier otro acto que los obligue a registrarse como delincuente sexual se le revocará de forma automática su licencia de enseñanza.
  • Los directores, no los superintendentes, son quienes deberán reportar cualquier caso de conducta inapropiada a la Agencia de Educación de Texas (TEA).
  • Un director o superintendente que no informe de mala conducta sería acusado de un delito menor de Clase A. Si los directivos no presentan el reporte de forma deliberada podrán ser acusados de un delito de cárcel estatal.
  • La medida señala que la TEA tendrá más autoridad para investigar las relaciones inapropiadas.

La propuesta también marca la importancia del entrenamiento de los profesores, el rol de los directores y superintendentes en los casos, le permite a los distritos escolares despedir a los ofensores y avala la revocación de pensión.
Un reporte del diario American Statesman señala que el número de casos de relaciones inapropiadas entre estudiantes y maestros en Texas se ha elevado en los últimos ocho años y que el año pasado la TEA abrió 222 casos.

La medida SB7 ahora será debatida y votada en la Cámara de Representantes en los próximos días.

Vea también:




Más contenido de tu interés