null: nullpx
Educación

Avanza proyecto de ley en Texas de libre elección de escuela para subsidiar matrículas en instituciones privadas

Quienes se oponen a la iniciativa sostienen que las escuelas públicas perderían millones de dólares, pues ese dinero sería destinado a familias que matriculen a sus hijos en escuelas privadas o los eduquen en casa.
23 Mar 2017 – 12:23 PM EDT

AUSTIN, Texas.- El Comité de Educación del Senado de Texas aprobó el jueves la propuesta de ley SB3, que busca subsidiar los costos de matrícula escolar en instituciones privadas y la educación en el hogar para miles de estudiantes de Texas.

El proyecto de ley crearía dos programas estatales nuevos que, según sus defensores, permitirían que las familias puedan elegir a qué escuela irán sus hijos, sin importar si es pública o privada.

Sin embargo, quienes se oponen a la iniciativa sostienen que las escuelas públicas perderían millones de dólares del presupuesto asignado por el estado.

La medida fue aprobada con siete votos a favor y tres en contra, tras más de nueve horas de escuchar testimonios que apoyaban o rechazaban la norma. Se espera que la SB3 sea discutida en los próximos días por el pleno del Senado.

La propuesta implica que los padres de un menor que decidan transferirlo de una escuela pública a una privada calificarían para recibir un subsidio monetario, sacado del dinero que el estado asigna a los distritos escolares.

De ser aprobado este proyecto por el Senado, los menores que pertenezcan a un hogar en donde el ingreso anual sobrepase el promedio recibirán 60% de la cuota asignada por estudiante. Si el ingreso anual de una familia es igual o menor al promedio, recibirán el 75%. Todos los estudiantes con discapacidad obtendrán el 90% de lo que el estado designa.


Además, la propuesta contempla que la cantidad recibida por las familias podrá ser destinada al pago de matrícula en escuelas privadas, cursos en internet, la compra de libros, pago por los servicios de tutores privados, terapias educacionales y equipode computadora, entre otros.

Sin embargo, la medida establece claramente que el dinero no podrá usarse para pagar comida o guarderías.

Opositores de la iniciativa han dicho que esta afectará a la educación pública y que creará más brechas entre los estudiantes de bajos recursos.

“Estamos en contra de esta idea porque van a quitar recursos de las escuelas públicas para pagar cuotas en las escuelas privadas sin tener una manera de medir si esas escuelas están sirviendo bien al público”, dijo Louis Malfaro, presidente de la Federación Americana de Maestros de Texas (Texas AFT).

“La SB3 fue votada en el comité. Estamos un paso más cerca de usar el dinero de los contribuyentes para escuelas privadas. ¿Dónde está la responsabilidad?”, tuiteó la Asociación de Directores y Supervisores de primarias de Texas.

La medida preocupa a las mesas directivas de algunos distritos escolares. Por ejemplo, el Distrito Escolar de Houston (HISD) afirmó que de aprobarse, perderían hasta 83 millones de dólares.


“Van a tener menos… no van a tener el apoyo que tenemos ahorita”, señaló Zeph Capo, presidente del sindicato de maestros de Houston.

Contrario a esto, quienes promueven el proyecto de ley lo han llamado 'la ley de opción escolar', pues argumentan que esta permitiría que los padres tengan opciones para decidir el tipo de educación que quieren para sus hijos. El senador Eddie Lucio señaló que la SB3 daría a los padres opciones que no han tenido nunca antes para educar mejor a sus hijos.


Lea también:


Más contenido de tu interés