null: nullpx
Explosiones

Austin busca volver a la normalidad tras terror causado por explosiones

Luego de la muerte del principal sospechoso de los paquetes bomba, residentes de la capital respiran más aliviados, mientras las familias de las víctimas piden ayuda para los funerales y la reconstrucción de sus viviendas.
22 Mar 2018 – 6:16 PM EDT

Las explosiones que provocaron la muerte de dos personas y dejaron varios heridos este mes mantuvieron en vilo a Austin, Texas.

“Nuestros televidentes nos escribían durante las transmisiones en vivo que estaban preocupados de mandar a sus hijos a la escuela o ir al supermercado”, describió Regina Rodríguez, conductora de Univision Austin.

Durante las últimas semanas, residentes de la capital texana vivieron atemorizados de recoger correspondencia o incluso caminar desprevenidamente por la calle.

“Uno miraba paquetes y no sabía ni qué hacer”, dijo Gustavo Silva, un residente de Austin, a Univision.

“Fue preocupante para todos”, añadió José Carbajal.

Esa preocupación se relajó este miércoles luego de que las autoridades dieran a conocer que Mark Anthony Conditt, principal sospechoso de las explosiones, había muerto al detonar una bomba dentro de su vehículo. Ahora la comunidad busca regresar a la normalidad tras la incertidumbre provocada por las explosiones.

“Lo bueno es que ya lo atraparon y que todo está ya bajo control, porque era un peligro”, dijo Silva.

“Es una preocupación menos para toda la comunidad”, señaló Carbajal.


Familia de las víctimas piden ayuda


Sin embargo, la familia de Anthony Stephan House, el afroamericano de 39 años que murió en la primera explosión registrada el 2 de marzo, ha dicho que aun con la muerte de Conditt no se siente segura. En una entrevista con The Daily Beast, Norrell Waynewood, hermano de la víctima, criticó el trato que la policía le dio inicialmente al caso --cuando sugirió que podía tratarse de una bomba hecha por él mismo. Luego, no sintieron que la comunicación con las autoridades había sido óptima. Ahora temen que Conditt haya tenido cómplices.

La hija de 8 años de House estaba en la casa cuando ocurrió la explosión y vio a su padre herido. Los vecinos la encontraron gritando, relató.

La familia lanzó una campaña en el sitio GoFundMe para pagar las cuentas relacionadas con la muerte de House y reparar su casa tras la explosión.

“Steph era un esposo y padre cariñoso, generoso y afectuoso, así como también un hijo, hermano, tío y amigo querido por muchos. Su muerte ha dejado a su esposa y a su pequeña hija traumatizadas por su pérdida y devastadas emocionalmente”, se lee en el sitio de la campaña.

Adicionalmente, la madre de House creó una segunda cuenta para recaudar dinero y “asegurar el futuro de su hija”. “Esta tragedia imprevista destrozó los sueños de su esposa, que es una maestra de escuela local, y su niña de 8 años", señala.

Draylen Mason, un joven músico afroamericano de 17 años, murió en la segunda explosión, registrada el 12 de marzo. Su familia lanzó una campaña en el sitio YouCaring para ayudar a pagar los costos funerarios, así como para ayudar a reconstruir su casa, en donde viven su abuela y su madre. Esta última también sufrió lesiones.

“Draylen se estaba preparando para su prácitca matutino con su madre, Shamika Wilson, cuando ambos se convirtieron en víctimas. Su abuela, Sandra Jones, lo vio tomar su último respiro”, se lee en el sitio.

¿Cómo hablar con su familia sobre las explosiones en Austin?

Aunque las autoridades creen que Conditt no dejó más paquetes bombas, han pedido a la comunidad que siga atenta ante situaciones o paquetes sospechosos.

“Es necesario que las familias den la información debido a que los niños pueden escuchar estas informaciones de amigos y en otros lugares”, dijo Serena Messina, psicóloga de Austin Child Guidance.


Messina dio una serie de consejos:


  • Antes de hablar con ellos es muy importante que como adultos planeemos lo que vamos a decir porque los niños pueden tener preguntas.
  • Estar calmados mientras hablamos de estas cosas porque tenemos que comunicar a los niños que tal vez estamos preocupados, pero no podemos parecer abrumados.
  • La idea es que tenemos que decir que hay personas que no son buenas y están haciendo cosas peligrosas, pero hay cosas que podemos hacer para mantenernos seguros.

Si necesita asistencia puede recurrir a Austin Child Guidance u organizaciones como YMCA, en donde se brinda terapia de grupo para quienes lo necesiten.

Vea también:

En fotos: Explosiones de paquetes bomba mantuvieron en vilo a las autoridades en Austin

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés