Sucesos

Policía confirma que el sospechoso de los ataques bomba en Austin es Mark Anthony Conditt: esto es lo que se sabe de él

La policía de Austin confirmó que el sospechoso de colocar los explosivos que en los últimos días mataron a dos personas e hirieron a otros cinco es Mark Anthony Conditt, un joven de 23 años al que educó su propia madre en casa y que en la actualidad estaba desempleado.
21 Mar 2018 – 2:40 PM EDT

Mark Antony Conditt, un joven de 23 años que estaba desempleado y que vivía en Pflugerville, un suburbio en el sureste de Austin, ha sido identificado por la policía de Austin como el sospechoso de colocar los artefactos explosivos que en los últimos días aterrorizaron a los habitantes de Austin (Texas).

La policía de la ciudad informó este miércoles que había emitido una orden de arresto contra el joven en la noche del martes, antes de que, en la madrugada del miércoles, detonase un explosivo dentro de su vehículo cuando agentes de la policía de la capital de Texas lo tenían rodeado. Conditt murió tras esa explosión.

En las últimas horas, ha ido surgiendo información a cuentagotas del sospechoso de las explosiones que dejaron dos muertos y cinco heridos en esa ciudad. Un amigo de la infancia lo define como un joven inteligente, con ideas claras e intimidante.

"Es muy duro pensar que uno de mis amigos sucumbió a ese tipo de odio", le dijo Jeremiah Jensen, de 24 años, al diario local Austin American-Stateman. Según las primeras informaciones publicadas en ese medio, Conditt había sido educado en casa por su madre antes de estudiar en el campus de Northridge del Austin Community College.


El 19 de febrero de 2013, Danene Conditt, una mujer que se identifica como la madre del ahora sospechoso, publicó en su red social Facebook una foto de su hijo con la siguiente leyenda: "Oficialmente Mark se ha graduado de la universidad este viernes”, escribió. “También ha hecho 30 horas de créditos universitarios pero está pensando tomarse un tiempo para decidir qué quiere hacer”.

Tras abandonar los estudios universitarios, Conditt trabajó como técnico de computadoras y después en una compañía de desarrollo de materiales y soluciones selectrónicas llamada Crux Semiconductor, según Austin American-Stateman. Según informó el gobernador Gregg Abbott a los medios, en la actualidad el joven estaba desempleado.

En un comunicado envaido al Austin American-Stateman, una tía del sospechoso que se identificó como Shanee dijo que la familia está devastada por lo sucedido: "No teníamos ni idea de la oscuridad por la que Mark debía estar pasando. Nuestra familia es normal en todos los sentidos. Amamos, oramos e intentamos inspirar y servir a otros. Ahora nuestras oraciones están con las familias que han perdido a sus seres queridos, con los que ha impactado de alguna manera y con el alma de Mark", dijo la mujer, quien pidió respeto para su familia para lidiar con esta "horrible noticia".


Contra el aborto y el matrimonio igualitario

En las últimas horas salieron a la luz los post de un blog que se le atribuyen al sospechoso y que supuestamente escribió como parte de un trabajo de la escuela. "Me llamo Mark Conditt y disfruto de andar en bici, el parkour, el tenis, leer y escuchar música. No tengo inclinaciones políticas. Me considero conservador, pero no creo que tenga suficiente información para defender ese punto de vista como debería. Tomo esta clase porque quiero entender el gobierno de EEUU y espero que me ayude a defender mi visión y a defenderla", escribió en la presentación.

En las entradas, firmadas en 2012, el joven defendía posturas conservadoras como la prohibición del matrimonio homosexual y el aborto, la eliminación de los registros de agresores sexuales y se oponía a la liberación de presos de Al-Qaeda.

En la mañana de este jueves, los cuerpos de seguridad bloquearon una parte de la calle de Pflugerville donde supuestamente vivía el sospechoso. Pese a que la policía no informó sobre la operación, una periodista de Univision Noticias en la zona confirmó que hasta el lugar llegaron varias camionetas llenas de agentes.

El gobernador de Texas, Greg Abbot, confirmó que la policía estaba entrevistando a los dos compañeros de apartamento de Conditt.


Desde el pasado 2 de marzo, cuando ocurrió la primera explosión de un paquete en Austin, la policía lo estaba buscando. Esa detonación provocó la muerte de Anthony Stephan House, de 39 años. En la segunda explosión murió Draylen Mason, un joven de 17 años, mientras que en la tercera resultó gravemente herida una hispana de 75 años, que las autoridades aún no han identificado.

La cuarta explosión, que dejó a dos jóvenes heridos, ocurrió el domingo 18 de marzo, cuando un cable o cuerda atado al explosivo recibió presión, ya sea porque una de las víctimas lo pisó o tocó.

La última detonación, que se produjo en una instalación de Fedex en San Antonio, fue la que dio más pistas a las autoridades, que comenzaron una cacería que acabó este miércoles con la muerte de Conditt.

Según las autoridades, el sospechoso se inmoló durante la noche en el estacionamiento de un motel cuando un equipo policial de asalto se acercaba a su camioneta. Pese a que las autoridades creen que Conditt fabricó todas las bombas y probablemente actuó solo, investigan si recibió ayuda.

En fotos: Explosiones de paquetes bomba mantuvieron en vilo a las autoridades en Austin

Loading
Cargando galería

Los paquetes bomba en Texas recuerdan al 'Unabomber', el hombre que se burló del FBI durante 17 años (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Ataques Texas
Publicidad