null: nullpx
Control de Inmigración y Aduanas (ICE)

“No hay problema”: llamada de emergencia termina con hispano al borde de la deportación

Arturo Colin llegó presuntamente intoxicado a una casa, se cayó y lesionó la cara. En la vivienda llamaron a la Policía para que le brindarán asistencia médica y, aunque según un reporte oficial obtenido por Noticias 34 Atlanta, el agente dijo que no le pondría cargos al principio, al final terminó arrestado por oponerse a recibir atención de los socorristas y, entre otras cosas, por escupir a oficiales e insultar a una enfermera.
13 Feb 2020 – 02:18 PM EST

Un hispano se convirtó en el último ejemplo de los "bad hombres" que son arrestados en el condado de Gwinnett, en Georgia, y puestos a disposición de Inmigración para ser deportados del país.

La frase "bad hombres" fue acuñada por primera vez por el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, en 2016, y con ella se refirió a los inmigrantes sin autorización que cometen crímenes y que debían ser expulsados del país.


Arturo Colin, un mexicano de 30 años, apareció esta semana en un álbum de redes sociales de la Oficina del Alguacil local, donde presenta de forma rutinaria a los indocumentados que, tras ser detenidos por diversos delitos, son puestos a la órden del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), mediante el programa 287 (g).

Colin fue arrestado el 6 de febrero en una vivienda de Duluth, tras un incidente doméstico en el que presuntamente forcejeó con rescatistas y se resistió a que le brindaran atención médica, escupió a policías y hasta insultó a una enfermera en el hospital, de acuerdo a un reporte del incidente enviado a Noticias 34 Atlanta por el Departamento de Policía del condado de Gwinnett.

Ese día, los residentes dijeron que habían llamado a las autoridades para solicitar ayuda médica, debido a que el hombre se había herido el rostro al caerse de frente contra el pavimento mientras estaba intoxicado repetía constantemente que "no hay problema".

Colin fue acusado de tres cargos de obstrucción de agentes de la ley mediante el uso de amenazas o violencia.

Esta semana, la Oficina del Sheriff confirmó que mediante el 287(g) se había detectado que Colin estaba en el país sin un estatus legal y que se le había gira una órden de retención adicional o "hold de inmigración".

"Cuando este sospechoso haya terminado de cumplir con sus cargos penales locales, su custodia será entregada a ICE", informó la Oficina. "El programa es una herramienta importante para hacer cumplir la ley y sirve como una medida disuasoria para los indocumentados criminales".

TE PUEDE INTERESAR:

En fotos: Así lucen los indocumentados utilizados por el Sheriff de Gwinnett para justificar colaboración con ICE

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés