null: nullpx
Arrestos

Arrestan en Georgia a un sospechoso de planificar un ataque contra la Casa Blanca con explosivos

Tras un trabajo de inteligencia con agentes encubiertos, el FBI detuvo en Georgia a Hasher Jallal Taheb, de 21 años, quien se había radicalizado y defiende la "guerra santa" como un deber. También pretendía atentar contra el monumento a Washington, el monumento a Lincoln, la Estatua de la Libertad y una sinagoga.
17 Ene 2019 – 12:53 AM EST

Un hombre acusado de planificar un ataque contra la Casa Blanca con un cohete antitanque fue arrestado el miércoles en Georgia, en una operación encubierta después de que canjeara su vehículo por armas y explosivos, dijeron las autoridades.

Hasher Jallal Taheb, de 21 años, fue acusado de intento de dañar o de destruir un inmueble propiedad de Estados Unidos mediante un incendio o un explosivo, dijo el fiscal federal Byung J. Pak.

Se desconocía de momento si Taheb, de Cumming, Georgia, tenía un abogado que hiciera declaraciones sobre los cargos.

La Policía local de Cumming, Georgia, alertó en marzo de 2018 al FBI después de recibir una pista anónima que señalaba que Taheb se había radicalizado al islam y que pretendía cambiar su nombre, según la declaración jurada de un agente del FBI que fue presentada en un tribunal.

Entre los presuntos objetivos del joven se encontraban la Casa Blanca, el monumento a Washington, el monumento a Lincoln, la Estatua de la Libertad y una sinagoga.

La operación encubierta

El buró federal se centró en conocer los movimientos de Taheb, para lo cual empleó a un agente infiltrado.

De acuerdo con la declaración del agente, Taheb dijo en octubre a una fuente confidencial del FBI que tenía pensado ir al extranjero para la “hijra”, que el agente dijo se refiere a viajar a territorio controlado por el grupo Estado Islámico. Como no tenía pasaporte, Taheb no pudo viajar y dijo a la fuente del FBI que pretendía perpetrar un ataque contra la Casa Blanca y la Estatua de la Libertad.

Taheb se reunió en múltiples ocasiones el mes pasado con el agente encubierto y con la fuente del FBI, y también mantenía contacto frecuente con ellos por medio de una aplicación de mensajes cifrados, de acuerdo con la declaración jurada.

El sospechoso afirmaba que la "guerra santa o yihad es un deber, que él deseaba causar tanto daño como fuera posible, y que pretendía convertirse en ‘mártir’, lo que implicaba que esperaba morir durante el ataque”.

En otro encuentro, Taheb mostró al agente encubierto un diagrama hecho a mano de la planta baja del Ala Oeste de la Casa Blanca y detalló un plan para el ataque, según la declaración jurada. Le pidió al agente encubierto que obtuviera las armas y los explosivos necesarios para llevar a cabo el ataque, y hablaron sobre vender o canjear sus automóviles para pagarlos.

Taheb le dijo al agente encubierto que necesitaban una “base” donde pudieran reagruparse y donde él grabaría un video para alentar a la gente: “Declaró que él sería el narrador, que se mostrarían fragmentos donde salieran musulmanes oprimidos, y que como fondo se vería la quema de banderas de Estados Unidos e Israel”.

Así lo capturaron

La semana pasada, Taheb le dijo al agente que quería recoger las armas esta semana y manejar hacia Washington para llevar a cabo el ataque, dijeron los investigadores.

Su plan era acercarse a la Casa Blanca desde la calle trasera, generando una distracción para la policía, y para después dirigirse a la residencia presidencial y lanzar un cohete antitanque para hacer explotar una puerta y posteriormente matar a la mayor cantidad de personas y causar tanto daño como fuera posible, de acuerdo con el documento.

Le comentó al agente encubierto que nunca había disparado un arma, pero que podría aprender fácilmente, y también dijo que había visto algunos videos sobre cómo estallan las granadas, señalaron las autoridades.

Taheb se reunió con la fuente del FBI y el agente encubierto el miércoles en un estacionamiento de Buford para canjear sus automóviles por fusiles de asalto semiautomáticos, tres dispositivos explosivos con detonadores remotos y un cohete antitanque, según el documento.

Una segunda fuente del FBI se reunió con ellos y revisó los vehículos, y un segundo agente encubierto del FBI llegó en un camión cargado con armas y explosivos que la agencia policial había dejado inutilizables. El documento agrega que el agente encubierto y Taheb hablaron sobre los fusiles, de cómo armar y hacer detonar los explosivos, y cómo utilizar el cohete antitanque.

Taheb, el agente encubierto y la fuente del FBI, los cuales creía que formaban parte de su grupo, entregaron las llaves de sus autos a la segunda fuente confidencial y luego colocaron los explosivos y armas inertes en un vehículo rentado. Tras subirse al auto y cerrar las puertas, los agentes arrestaron a Taheb.

Mira también:

Los 10 acontecimientos que más han marcado la vida de los estadounidenses

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ArrestosFBICasa BlancaYihadismoISIS

Más contenido de tu interés