null: nullpx
Incendios

Una parrillada podría costarle la vida o mucho dinero

Las parrilladas son populares los fines de semana y especialmente en los días feriados como el Memorial Weekend, pero anualmente se reportan cientos de accidentes que dejan a víctimas con quemaduras severas y daños materiales de miles de dólares. Conozca los peligros de la parrilleras.
18 May 2016 – 7:48 PM EDT

Lo que debió ser una reunión familiar de fin de semana de repente se convirtió en uno de los momentos más aterradores para Juan Villa, el Director de Noticias de Univision Arizona.

El 8 Febrero del 2015 una parrilla de carne asada estuvo a punto de cambiarle la vida debido a un descuido.

“La flama del gas estaba baja y cuando yo estaba revisando el tanque, mi yerno abrió más la válvula y todo el gas salió de golpe, y cuando llegó a la flama pequeña creo una gran explosión”, cuenta Villa.

Su cuerpo entero se prendió en llamas por segundos que bastaron para ocasionarle quemaduras de segundo grado.

“En el acto me quité la camiseta y corrí al césped mojado para tirarme al suelo, eso ayudó. El espanto mayor fue cuando vi el zacate y estaban pedazos de mi piel esparcidos”, dice Villa.

Sus manos y rostro ardían al punto que Villa pensaba que su cara estaba completamente desfigurada.

“El dolor era intenso. Como no me podía ver, me sentía el ojo izquierdo como desfigurado. En el trayecto al hospital se me iban cayendo los cueros. El bombero trataba de consolarme”, describe Villa quien nunca se imaginó que algo así podría ocurrirle en su propia casa.

Aunque usted no lo crea la experiencia de Villa es más común de lo que usted se imagina, sobre todo durante días feriados cuando muchas familias hacen las famosas parrilladas.


De acuerdo con la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, de 2009-2013, las parrillas de gas y carbón causaron unos 3,900 incendios estructurales y 5,100 incendios al aire libre, dejando pérdidas de 118 millones de dólares, un incremento significado en comparación con años anteriores.

A pesar de que Julio es el mes pico para los incendios causados por parrillas, este tipo de accidente puede ocurrir en cualquier momento durante todo el año.

Villa afortunadamente logró recuperarse completo de sus quemaduras luego de permanecer dos semanas en cama y asistir a seis meses de terapias y chequeos médicos.

Para evitar que usted se sume a las estadísticas, el Departamento de Bomberos de la ciudad de Glendale ofrece las siguientes recomendaciones:

  • Coloque la parrilla alejada de cualquier revestimiento de pared, pasamanos de la cubierta o ramas colgantes que puedan agarrar fuego rápidamente, así como áreas de juego y por dónde camina la gente.
  • Mantenga a los niños y a las mascotas lejos de la parrilla, al menos tres pies de distancia.
  • Utilice herramientas de cocinar de mango largo para tener suficiente espacio entre usted y el calor y las llamas cuando volteando la comida.
  • Siempre limpie la grasa acumulada en bandejas debajo de la parrillera para evitar incendios.
  • Para las parrillas de carbón, compre el líquido de arranque adecuado y almacénelo fuera del alcance de los niños y lejos de fuentes de calor. Para parrillas de gas propano, compruebe la manguera del cilindro de propano no tenga fugas antes de usarlo. Una solución de jabón y agua aplicada a la manguera revelará rápidamente si hay un escape porque liberaría burbujas de gas propano. Si hay fugas en las tuberías de combustible, tienen que ser reparados antes de usar.
  • Nunca almacene cilindros de propano en cocheras. Si almacena una parrilla de gas dentro de su casa durante el invierno, desconecte el cilindro.
  • Nunca agregue líquido para encender carbón, cuando el carbón o leña ya se han encendido, y nunca utilice otro líquido inflamable o combustible que no sea fluido encendedor de carbón.
  • Dejar combustibles demasiado cerca de calor y dejar cocinando la comida sin supervisión son las dos principales causas de incendios con las parrillas de carbón.
  • La mitad de los incendios en los hogares a causa de parrillas de gas y de carbón comienzan en un balcón exterior o en el porche. El revestimiento de paredes, molduras exteriores y las plantas son los principales elementos que se incendian por las parrilleras.

Más contenido de tu interés