null: nullpx
Deportaciones

Más de 3,000 inmigrantes con antecedentes han sido arrestados en cuatro meses en la frontera

La Patrulla Fronteriza en Arizona afirma que su foco es arrestar a personas que considera peligrosas y cruzan la frontera después de haber sido deportados por ICE.
28 Mar 2017 – 3:10 PM EDT

TUCSON, Arizona. - El cruce de inmigrantes previamente deportados con antecedentes criminales continúa por la frontera de Arizona, según la Patrulla Fronteriza.

Algunos de los arrestados han sido acusados de violaciones sexuales, violencia con armas, homicidios entre otros delitos. La Patrulla Fronteriza afirma que tiene enfocada su labor arrestando a personas que considera peligrosas y cruzan la frontera después de haber sido deportados por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

La agencia migratoria dio a conocer detalles de ocho casos en los últimos dos meses, uno de ellos es el de Vicente González- Hernández, un inmigrante mexicano arrestado cerca del desierto de Sasabe en Arizona, cuando acababa de cruzar la frontera ilegalmente, agentes de la Patrulla Fronteriza revisaron sus antecedentes y encontraron que había sido deportado previamente.

Durante el proceso, los agentes descubrieron que González había sido declarado culpable por un delito de agresión relacionado con una violación en California. Fue deportado en febrero pasado después de cumplir una condena de un año en prisión.


González es uno de los ocho casos de inmigrantes con antecedentes criminales detenidos en la frontera de Arizona en las últimas semanas que ha dado a conocer la Patrulla Fronteriza.

Agentes de la subestación Three Points arrestaron a Palemon Castelan-Reye s, de 33 años de edad, quien había sido condenado previamente por asalto agravado con un arma mortal.

Castelan-Reyes fue declarado culpable el 21 de junio de 2008 en el condado de Milam, Texas, y condenado a dos años de reclusión. El inmigrante mexicano enfrenta cargos por reingreso ilegal a Estados Unidos.

Cifras de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a nivel nacional, indican que entre el 1 de octubre de 2016 y el 31 de enero de 2017, la Patrulla Fronteriza arrestó a 3,552 inmigrantes con antecedentes criminales en la frontera, mientras los oficiales en los puertos de entrada detuvieron a 3,742 individuos.

Otro caso es el de José Luis Cornejo Contreras, arrestado por la Patrulla Fronteriza el sábado pasado en los límites de Douglas, Arizona, cuando los agentes revisaron sus antecedentes encontraron varias condenas, entre ellas un delito de agresión y una condena por tener relaciones sexuales con una menor. Cornejo cumplió su sentencia en una prisión de California.

Días antes, un hombre mexicano de 35 años de edad, identificado como Aaron Sarmiento-Sánchez , fue detenido cerca de Sells, en su historial aparece un arresto en junio 7 de 2006 en el Condado Salinas, por dos cargos relacionados con actos sexuales con un menor de 14 años de edad. Fue sentenciado a seis de cárcel, pago de una fianza y una sentencia adicional de dos años.

Sarmiento fue deportado el 8 de abril de 2013 y ahora enfrenta cargos criminales por reingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Genaro Galván Mora, de 26 años de edad, cruzó la frontera ilegalmente y la revisión de antecedentes reveló que había sido condenado en mayo de 2016 por un cargo de ‘homicidio imprudente’ en el condado de Loudon, Tennessee. El inmigrante fue deportado el 27 de febrero después de cumplir una sentencia de 9 meses en prisión y regresó por Arizona.

Otros dos inmigrantes mexicanos arrestados en incidentes separados tenían crimenes previos de actos sexuales con menores. Zeferino Galindo- Lopez, de 32 años de edad, fue arrestado cerca de Arivaca, había sido condenado en el 2015 por abuso sexual a una menor.

Horas más tarde, arrestaron a Francisco Bravo Ruela s, de 38 años, quien también tenía antecedentes por delitos sexuales con una menor.

Otro caso es el de Rene Murillo- Almansa, de 46 años, arrestado al oeste de Nogales. Murillo tiene un extenso historial criminal que inicia en 1990. Fue condenado por la violación de un niño en 1994 y sentenciado a 26 meses de cárcel y dos años de libertad condicional.

El inmigrante mexicano fue deportado en enero y enfrenta cargos de reingreso ilegal al país.

La mayoría parte de los casos dados a conocer por la agencia migratoria en Arizona, están relacionados a crímenes sexuales contra menores.

La agencia migratoria señaló que en el año fiscal 2016, el 12 por ciento de los individuos arrestados en la frontera eran reincidentes, quiere decir que habían sido detenidos por la Patrulla Fronteriza más de una vez en el mismo año.

Más contenido de tu interés