Inmigración

Líderes del Movimiento Santuario piden acción política del gobierno con los indocumentados

Los representantes religiosos protestaron frente a las oficinas de ICE en Phoenix para que detengan las deportaciones
12 Ago 2016 – 7:44 PM EDT

PHOENIX, Arizona - Líderes del Movimiento Santuario estarán reunidos por tres días en Phoenix para hacer un llamado al país ante la creciente retórica anti-inmigrante y la falta de acción política del gobierno para otorgar un alivio a las deportaciones.


Los representantes de diferentes comunidades de fe, activistas e inmigrantes que estuvieron refugiados en iglesias, se congregaron esta mañana frente a la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix, para pedir una solución en el caso de Sixto Paz, quien está refugiado desde junio en la Iglesia Shadow Rock para evadir una orden de deportación en su contra.

“Esto es algo que nos va a dar fuerza a todos, se va a sentir que estamos unidos, vamos a compartir historias y experiencias que hemos tenido con Inmigración”, dijo a Univision Paz.

El inmigrante mexicano que reside en Estados Unidos desde hace 25 años, cumplió dos meses refugiado en esta iglesia al norte de Phoenix. Paz expresó la impotencia que siente de ver pasar los días sin una solución a su caso migratorio.

“Cada día sigo luchando para llegar a un acuerdo con Inmigración”, contó.

Los inmigrantes que no han podido definir su situación migratoria sienten que por ser un año electoral sus casos han quedado en pausa y que el gobierno no ha hecho lo suficiente para detener las deportaciones.

“Para ellos son los casos que quedaron en pausa para nosotros es la vida que ha quedado en pausa”, expresó este inmigrante mexicano.

El abogado de Paz, José Peñalosa, sostuvo que su cliente cumple con los requisitos para ser beneficiario del programa de Acción Diferida para Padres de hijos residentes o ciudadanos. (DAPA).

“Tiene casa, tiene sus hijas, tiene trabajo, trabaja seis días a la semana, no tiene antecedentes penales, entró (al país) legalmente", resaltó Peñalosa.

El Movimiento Santuario surgió en la década de los 80 en la Iglesia Presbiteriana del sur de Tucson, cuando varias iglesias se unieron para ayudar a los inmigrantes centroamericanos que cruzaron la frontera sin documentos, huyendo de la violencia en sus países.

Fue precisamente este templo donde se reactivó este movimiento hace dos años para recibir a Daniel Ruiz y a Rosa Robles Loreto, inmigrantes mexicanos con órdenes de deportación que no querían ser separados de sus familias por las leyes migratorias.

“Estamos aquí luchando contra las deportaciones, especialmente por el caso de Sixto Paz en Phoenix, el caso de Hilda en Austin y Francisco Aguirre en Portland…que paren completamente las deportaciones y que paren de estar separando familias”, dijo Alison Harrington, Pastora de la Iglesia Presbiteriana.

Los participantes de este encuentro dijeron que están orando para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) defina no solo la situación de Paz sino la de otros inmigrantes como Francisco Aguirre, quien tuvo que refugiarse en una iglesia de Portland.

“Estar en santuario es bonito pero es feo a la vez. Es bonito porque está la comunidad unida, estas en la casa de Dios, pero lo que se vuelve difícil estar entre cuatro paredes”, expresó Aguirre.

El Movimiento Santuario ha logrado detener varias deportaciones de indocumentados con órdenes de deportación, incluyendo el caso de Zulma Franco, quien buscó refugio en una iglesia de Austin, Texas. “Fue una batalla bastante difícil con llamadas, protestas”, recordó Franco.

ICE dijo a Univision que revisa cada caso detenidamente pero por cuestiones de privacidad no pueden hablar específicamente del caso de Sixto Paz.

Publicidad