null: nullpx
Inmigración

La Iniciativa Desaparecidos en Arizona completó reportes de familias y tomaron pruebas de ADN

Uno de ellos fue Jesús Salvador Quezada, él no dudo en llegar al evento para reportar la desaparición de su hijo, que ocurrió en México. Ante la apatia de las autoridades en el país azteca asistió a pedir ayuda a las autoridades en Estados Unidos.
5 Nov 2016 – 5:49 PM EDT

La iniciativa Desaparecidos en Arizona completó reportes de personas desaparecidas con el apoyo de organizaciones y agencias federales y estatales

Loading
Cargando galería

PHOENIX, Arizona - Decenas de personas llegaron al evento Desaparecidos en Arizona para reportar a sus seres queridos extraviados y tomarse una prueba de ADN.

Uno de ellos fue Jesús Salvador Quezada, él no dudo en llegar a la sede de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) en el oeste de Phoenix para reportar la desaparición de su hijo, que ocurrió en México. Ante la apatia de las autoridades en el país azteca vino a pedir ayuda a las autoridades en Estados Unidos.

“Hemos tocado muchas puertas, presentamos un reporte en la PGR (Procuraduría General de la Republica) nadie nos ha ayudado entonces decidí venir a este evento, no vamos a descansar hasta saber qué pasó con nuestro hijo”, dijo Quezada.


Sus ojos se llenan de lágrimas cuando pide que le ayuden a buscar a su hijo porque en México no han hecho nada por encontrarlo por eso acude a las autoridades en Estados Unidos. El completó el reporte y se tomó la prueba de ADN.

Su hijo Luis Alonso Quezada, de 21 años, creció en Estados Unidos y fue deportado en el 2012 a Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. Su familia decidió regresar a México con él, el tiempo pasó, el trataba de acomodarse a esta nueva vida. Un día salió con una amiga y no supo más de él.

“Me pidió que le prestara la camioneta, le pedí que no saliera, sabíamos que había mucha violencia. El no conocía mucha gente allá, salía con la familia y conoció a una muchacha, Sonia, con ella salió esa noche”, relató el padre.

Horas después de haber salido tocaron a su puerta, era Sonia con sus padres, para informarle que unos hombres armados habían rodeado la camioneta de su hijo y se lo habían llevado.

La iniciativa 'Desaparecidos en Arizona' realiza un evento anual organizado por el Departamento del sheriff del Condado Maricopa y en su segundo año logró reunir a diferentes agencias que trabajan con reportes de desaparecidos.

“Este evento es para la comunidad, para quienes tienen un ser querido que se perdió hace muchos años, tenemos casos de casi 40 años”, dijo Joaquín Enríquez, vocero del sheriff del Condado Pima.

Enríquez dijo que las personas no tienen que haberse perdido en Arizona porque pudieron resolver nueve casos en el primer año del evento, cinco de ellos se encontraban con vida, los otros cuatro habían fallecido. Uno de los casos fue de California.

Las organizaciones y agencias policiacas participantes recolectaron información, datos, fotos y ADN que les permita crear una base de datos y compararlos con los que tienen en los archivos de las oficinas del Médico Forense en el Condado Pima y Maricopa que también estuvieron presentes.

Agentes de la Patrulla Fronteriza del programa de Arizona Missing Migrant (Migrantes Desaparecidos en Arizona) estuvieron tomando reportes y trabajando con el Centro de Información y Atención a Mexicanos (CIAM) y los consulados de México y Guatemala que llegaron para completar reportes de mexicanos y guatemaltecos desaparecidos.

El Consulado de Guatemala en Phoenix resaltó la importancia de esta inciativa para ayudar a sus connacionales que tienen familiares que se extraviaron cuando cruzaron la frontera.

“Los consulados de Phoenix y Tucson participan en la iniciativa de Migrantes Desaparecidos que lidera la Patrulla Fronteriza y otras agencias, el consulado los puede ayudar recibiendo reportes, llamadas de los familiares sobre algún guatemalteco desaparecido en el desierto, tenemos una relación estrecha con las autoridades y a través de ellos iniciamos un proceso de búsqueda”, dijo el Cónsul General de Phoenix, Oscar Padilla.

La organización Colibrí estuvo ofreciendo información sobre el programa de pruebas de ADN que iniciarán la primera semana de diciembre para que las familias que tienen a uno de sus seres queridos desaparecidos en la frontera entre Estados Unidos y México completen un reporte y se tomen las pruebas.

“El programa es totalmente gratis, para calificar deben ser padres, hijos, hermanos o medio hermanos, inicialmente estaremos tomando las pruebas en Estados Unidos y en dos o tres años podemos salir a otros países”, explicó Kat Rodríguez, coordinadora del Centro de Derechos Humanos Colibrí.

Colibrí trabaja de la mano con la oficina forense del Condado Pima para revisar los datos recolectados de las familias y compararlas con los más de 2,000 cuerpos o restos encontrados en el desierto en los últimos 10 años que no han sido identificados.

En el evento estuvieron presentes Humane Borders, la organización Aguilas del Desierto, Child Exploitation Task Force, los departamentos de Policía de Phoenix y Mesa, The Arizona Alert Systems Amber Alert, Namus y otras organizaciones que trabajan con personas desaparecidas.

Los detectives Stu Somershoe (602) 261-8065 y Tony Rodarte (602) 876-3815 estarán recibiendo reportes hasta el próximo sábado para ayudar a las familias con seres queridos desaparecidos que no pudieron asistir al evento.

Más contenido de tu interés