null: nullpx
Estafa y Fraude

Estafa casi 17 millones de dólares vendiendo mascarillas para el covid-19 que no tenía

Un hombre de Arizona está acusado de robar millones a un filántropo tejano asegurándole que era distribuidor de mascarillas faciales para protegerse del covid-19.

20 Dic 2020 – 06:14 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un hombre de Scottsdale, Arizona, fue acusado de fraude electrónico y lavado de dinero en relación con un plan en el que afirmó falsamente ser un distribuidor de máscarillas faciales 3M.

Según la denuncia penal revelada por la fiscalía de Estados Unidos, Dale Hipes, de 39 años, se valió de su puesto como director ejecutivo de BRI Supply, Inc., para asegurar (falsamente) que era un distribuidor autorizado de ese importante equipo de protección personal.

En medio de la pandemia del coronavirus que ha generado en algunos momentos escasez de este tipo de suministros, Hipes convenció a un filántropo de Texas que podría proporcionárselo pues era uno de sus distribuidores autorizados. Incluso le garantizó que se lo podría hacer llegar en tres días.


El filántropo transfirió $16.65 millones a Hipes, creyendo que se usarían para comprar nueve millones de dichas máscaras para Texas. Cinco semanas después, era evidente que nunca recibiría la orden. Y tras indagar en lo que sucedía, descubrió que Hipes no era un distribuidor autorizado de 3M.

De acuerdo con la denuncia, la víctima al verse estafada, exigió un reembolso completo de su pago, pero el presunto estafador solo le devolvió $12 millones, pues usó el resto de los fondos (más de $4 millones) para uso personal. Además Hipes rompió todo tipo de comunicación con su estafado.

"Es realmente reprobable que alguien prometa proporcionar equipo de protección personal durante una pandemia, para luego tomar millones del dinero obtenido de manera fraudulenta y usarlo para su propio beneficio personal", dijo Sean Kaul, agente especial a cargo del FBI en Phoenix.

En la pesquisa de Hipes las autoridades incautaron cuatro cuentas bancarias y un vehículo Kawasaki 2020, que supuestamente tenían y/o habían sido comprados con los fondos de este delito.

Ahora el sospechoso enfrenta una condena por fraude electrónico que podría llevarlo a 20 años de prisión y una multa de hasta $250,000. Aparte está la condena por lavado de dinero que conlleva una pena máxima de 10 años de prisión y una multa de hasta 250.000 dólares.

Cargando Video...
Sigue estas recomendaciones para evitar ser víctima de estafas relacionadas con la vacuna contra el coronavirus

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés