null: nullpx
Frontera EEUU México

Dos instalaciones militares en Arizona se preparan para el envío de tropas a la frontera

La base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, en Tucson, y del Ejército Fort Huachuca, en Sierra Vista, recibirán este lunes el primer envío de tropas a la frontera para apoyar las tareas de las agencias migratorias conforme lo ordenado por el presidente Donald Trump, según lo informó el congresista Raúl Grijalva.
1 Nov 2018 – 6:09 PM EDT

TUCSON, Arizona. - Dos instalaciones militares en Arizona, la base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan en Tucson y la base del Ejército Fort Huachuca, en Sierra Vista, se preparan, según el congresista Raúl Grijalva, para recibir el primer envío de tropas a la frontera ordenado por el presidente Donald Trump para apoyar las tareas de las agencias federales encargadas de detener la inmigración indocumentada.

La cantidad de militares que ayudarán a las agencias federales como la Patrulla Fronteriza, hasta 15,000 según Trump, será de aproximadamente el mismo tamaño que la presencia actual del Ejército estadounidense en Afganistán.

Un memorando del Pentágono que llegó a manos de congresistas señala que las tropas serían enviadas a la frontera Estados Unidos y México como una respuesta militar a las caravanas de los migrantes centroamericanos que avanzan por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos.

cEl memorando filtrado sugiere que las tropas serán trasladadas a las bases en Arizona, Texas y California este lunes 5 de noviembre, un día antes de las elecciones de mitad de período que se llevan a cabo este martes.

A este grupo de militares se unirán a los aproximadamente 2,000 soldados de la Guardia Nacional que están desplegados en la frontera desde abril pasado. El memo sugirió que serán 7,000 tropas, pero Trump ha dicho que el número podría ser mayor.


El congresista Grijalva, dijo este miércoles al Arizona Daily Star que los planes del Pentágono incluyen la base aérea Davis-Monthan en Tucson y la base de Fort Huachuca, en Sierra Vista.

Las discusiones con los funcionarios del Pentágono incluyen la notificación de que mientras al menos algunas de las tropas presuntamente se alojarían en la base, otras podrían dormir en tiendas de campaña en Davis-Monthan.

Según Grijalva es “ofensivo” tratar a las caravanas de migrantes como una "invasión" que requiere una respuesta militar. "Estas son personas desesperadas, no son terroristas del Medio Oriente, no son MS-13", afirmó Grijalva. "No debemos perder la perspectiva sobre el hecho de que estamos tratando con seres humanos".


Grijalva calificó la decisión de enviar tropas a la frontera a menos de una semana de las elecciones de medio término como una maniobra política para favorecer al partido republicano.

Con este plan buscan que con el apoyo de los helicópteros los agentes de la Patrulla Fronteriza puedan desplegarse en el terreno para detener el cruce ilegal, de acuerdo con altos mandos de la Fuerza Aérea.

La ley federal restringe a los militares de participar en la aplicación de la ley en suelo estadounidense. Eso significa que a las tropas no se les permitirá detener a inmigrantes, confiscar drogas de los traficantes o tener una participación directa en bloquear el pasó de las caravanas de inmigrantes.

Las nuevas tropas incluirán la policía militar, ingenieros de combate y helicópteros equipados con tecnología avanzada para ayudar a detectar personas en la noche.

Mira también:


En fotos: Así apoya la Guardia Nacional a la Patrulla Fronteriza en Arizona

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés