null: nullpx
Condenas

Declaran culpable de asesinato al acusado de matar a su hijastra y abandonar su cuerpo en el desierto

Joshua Lelevier, residente de Arizona, fue hallado culpable de ocho cargos que incluyen el asesinato en primer grado de la adolescente de 13 años Jayden Glomb. "Su asesino vivió con ella y su madre, y ni siquiera lo vieron. La razón es porque no tenían la evidencia. Ahora la tienen", advirtió el fiscal al jurado que deliberó durante horas para dar su veredicto.
30 Nov 2018 – 10:32 PM EST

TUCSON, Arizona.– Un jurado encontró culpable de asesinato en primer grado al hombre de Arizona que terminó con la vida de su hijastra, Jayden Glomb, una adolescente de 13 años.

De acuerdo con los fiscales, Joshua Lelevier, de 39 años, estaba obsesionado sexualmente con la menor: la filmó en secreto en el baño unas semanas antes de que la estrangulara y dejara su cuerpo en una área desértica, a pocas millas de su casa en Vail, en mayo de 2017.

El padrastro de Glomb será condenado por ocho cargos que incluyen asesinato en primer grado, abandono de un cadáver, voyerismo, violencia doméstica relacionada con fotografías de la niña tomada a escondidas y explotación sexual de una menor.

La adolescente fue reportada como desaparecida el 11 de mayo de 2017. Horas más tarde, un hombre que trabajaba en una construcción reportó a las autoridades el hallazgo de un cuerpo a un lado de la carretera. A finales de ese mismo mes, Lelevier fue arrestado en relación con la muerte de la menor.

El juicio

Durante el juicio que inició a principios de noviembre, Lelevier confesó que instalar las cámaras en el baño fue "probablemente la cosa más tonta que pude haber decidido hacer".

Un detective de la Policía de Tucson mostró que el acusado guardó videos de la niña en su computadora, luego cambió el nombre y sacó imágenes fijas de los videos.

También se mencionó que la menor le envió mensajes a una amiga dos meses antes de su muerte, en donde le decía que había visto a su padrastro deslizando su teléfono debajo de la puerta del baño y tomándole una foto mientras se secaba el cabello. En ese mensaje la adolescente dijo que le diría a su madre al día siguiente, pero nunca lo hizo.

Lelevier dijo ante el jurado que filmó a Jayden en el baño para sorprenderla y nunca esperó verla en posiciones comprometedoras. Luego declaró que la noche de su desaparición, se despertó a la 1:30 am y se dio cuenta de que la niña no estaba en su cuarto, que las persianas y la puerta estaban parcialmente abiertas. Afirmó que salió en su auto a buscarla por el vecindario antes de despertar a la madre para decirle que su hija se había ido, pero nunca se acercó al área donde fue hallado su cuerpo, a pesar de que el video de vigilancia muestra lo contrario.

El fiscal Jonathan Mosher, le dijo al jurado que el estado había demostrado claramente el asesinato en primer grado con una falsa nota de suicidio encontrada en la computadora de Jayden, que había sido creada y luego eliminada, en horas que solo Lelevier podría haberlo hecho.

Al final de su declaración, Mosher proyectó la última foto de la escuela de la menor en una pantalla de 6 pies de altura en la sala de audiencias, con la cara radiante de la niña mirando al jurado.

"Esta es Jayden Glomb. Su asesino vivió con ella y su madre, y ni siquiera lo vieron ", dijo el fiscal. "No pudieron ver al asesino y la razón es porque no tenían la evidencia. Ahora tienen la evidencia".

El jurado deliberó este jueves por unas horas y dio el veredicto de culpable. Lelevier recibirá su sentencia el 14 de enero.

Mira también:



Las 5 muertes trágicas de niños que conmocionaron a la comunidad en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés