null: nullpx
Corea del Norte

Corea del Norte amenaza con "acciones físicas" contra plan de escudo antimisiles

El regimen del líder norcoreano Kim Jong-un reaccionó al anuncio de Estados Unidos y Seúl de que desplegarán un avanzado sistema para contrarrestar los programas armamentísticos de Pyongyang.
11 Jul 2016 – 6:09 PM EDT

Corea del Norte amenazó este lunes con emprender "acciones físicas" y "potentes" medidas contra el Sur, ante el avance del plan de Washington y Seúl para desplegar un escudo antimisiles a finales de 2017 para contrarrestar los programas armamentísticos de Pyongyang.

"Nuestro Ejército está listo para atacar sin piedad y reducir a los enemigos a un mar de fuego si recibe las órdenes en este preciso momento", aseguró en un comunicado la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA en lo que supone la primera reacción del régimen de Kim Jong-un a la medida anunciada hace tres días por Estados Unidos y Corea del Sur.

Ambos países dijeron el viernes que están cerca de determinar la ubicación para la terminal del proyecto THAAD, un costoso sistema de defensa en altura diseñado para interceptar misiles en su fase de vuelo terminal, para enfrentar mejor la amenaza que suponen las pruebas de misiles y nucleares que el Norte ha lanzado en aparente reacción a disgustos con sus enemigos históricos.

Pyongyang "emprenderá acciones físicas como represalia contra el THAAD, un instrumento de agresión y de dominación mundial de Estados Unidos, en el momento en que se confirme su ubicación concreta", advierte la declaración de la cúpula militar norcoreana.

Estas amenazas se producen después de que el sábado Corea del Norte realizara una nueva prueba de lanzamiento de un misil balístico desde un submarino, que se interpretó como una respuesta a las sanciones directas impuestas por EEUU al líder norcoreano por violaciones de derechos humanos, de acuerdo con la agencia EFE.

Esta prueba no resultó exitosa, pues el misil lanzado desde aguas del Mar de Japón falló en la fase de vuelo. Sin embargo, es considerada como un avance en la tecnología de misiles del régimen norcoreano y vulnera las resoluciones de la ONU.

La nueva prueba armamentística se realizó tras la primera vez que EEUU impuso sanciones directas al líder norcoreano, lo que fue calificado por Pyongyang como una "declaración de guerra".

Además, el pacto para el despliegue del escudo antimisiles fue impulsado por Seúl y Washington poco después de que el régimen de Kim Jong-un realizara su cuarta prueba nuclear subterránea a comienzos de este año y lanzara un cohete espacial con tecnología de misiles balísticos intercontinentales.

Publicidad