null: nullpx
Logo image
Vix

Qué es la criogenia y cuáles son sus usos

Publicado 17 Jun 2013 – 04:35 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Seguramente alguna vez escuchaste el mito que dice que el cuerpo de Walt Disney está congelado para despertarlo una vez que la ciencia avance. Si bien se trata de una leyenda urbana, la criogenia sí existe.

La criogenia es el proceso científico a través del cual se congelan objetos u organismos, utilizando comúnmente nitrógeno o helio líquido en su punto de temperatura más baja, alrededor de -150 Cº.

Al congelarse rápido y a una temperatura extrema, se evita que se deterioren por la acción de virus, bacterias o el ambiente, pudiendo luego recuperarlos sin daños.

Para qué se usa la criogenia

La criogenia tiene varios usos, especialmente en el área de la medicina, en donde se le utiliza en cirugías, ya sea para destruir tejidos específicos o evitar hemorragias, bajando la temperatura en la sangre de forma radical, siendo también útil en el tratamiento del cáncer.

A la utilización quirúrgica, se le denomina criocirugía y se utiliza en áreas como la neurología, dermatología, ginecología e incluso cirugía plástica. Los primeros usos, datan de 30 años atrás y se dieron en el campo veterinario, para luego pasar al cuidado de las personas.

En el área biológica, se usa la criogenia para conservar embriones para su utilización posterior, lo mismo ocurre con óvulos, semen e incluso tejidos.

La criogenia también se utiliza en diferentes áreas de la producción, ya que al aplicarla sobre algunos materiales, aumenta su duración y resistencia.

Existe la idea de que, congelando un cuerpo humano a posteridad y de forma inmediata después de su muerte (o justo antes), podría conservarse hasta que la ciencia encuentre una forma de curar el mal que terminó con su vida o, remediar el envejecimiento prolongado la vida.

Existen compañías que ofrecen aplicar el proceso de criogenia sobre los cuerpos a precios muy altos. No exista ninguna evidencia científica sobre su efectividad y, cualquier problema en el proceso de congelación o conservación, le haría perder utilidad.

Cómo se aplica el proceso de criogenia

La criogenia se hace dentro un laboratorio y para ello se utilizan máquinas especiales que convierten a elementos en forma de gas como el nitrógeno y helio en líquidos, lo que permite obtener temperaturas bajísimas de forma muy rápida.

Al aplicar el proceso, los especímenes se guardan rápidamente en contenedores especiales que les conservan a una temperatura aproximada de -150 Cº. Cualquier interrupción, puede arruinarlo.

Se esperan grandes avances en el futuro de la criogenia, ya que ayudaría a conservar órganos completos para realizar trasplante s y también haría lo mismo con especies biológicas o vegetales, evitando su completa extinción.

Reacciona
Comparte