Qué tiene la ropa que promete protegerte contra el zika (y que ha aumentado su demanda en internet)

Una tecnología que se desarrolló en principio para los militares de Estados Unidos, es usada hoy en prendas que profesan repeler cualquier mosquito hasta por 70 lavadas.
18 Ago 2016 – 3:59 PM EDT

Crear ropa para protegernos de los mosquitos es una realidad en la que el mundo viene trabajando desde hace unas cuantas décadas. Para ser más específicos, desde principios de los 90 las fuerzas militares de los Estados Unidos empezaron a indagar en las maneras de hacer que sus uniformes los blindaran de garrapatas y mosquitos que provocaban peligrosas enfermedades como la enfermedad de lyme, la leishmaniasis y el paludismo.

Sus experimentos no se trataban más que de esparcir sobre la tela o intentar poner en las fibras de la ropa una sustancia creada en los laboratorios de forma sintética conocida como permethrin, que originalmente era producida por las flores crisantemos, y que tenía la habilidad de incapacitar o matar al mosquito antes de que fuera capaz de picar. Este componente se usaba igual en pesticidas y en champú anti piojos en niños y animales.

Con los años, el mercado vio que si esta tecnología era efectiva en las condiciones extremas de la milicia, podría tener un buen desempeño en la vida cotidiana de comunidades acechadas por insectos o en los viajeros siempre expuestos a padecer una incómoda picadura.

“En 2002 la academia militar West Point pidió usar esta tecnología en sus uniformes porque la enfermedad de lyme transmitida por una garrapata infectada estaba afectando sus filas. Una vez se usó en sus uniformes la enfermedad se redujo a cero. Esto hizo que muchas marcas viéramos en eso una posibilidad comercial que protegiera a mucha más gente”, cuenta Tami Fairweather directora de comunicaciones de la marca Exofficio, solo una más de la amplia oferta que hoy internet vende como ropa que promete proteger contra mosquitos que transmitan, entre otros, el virus del Zika.


“Comparado con el año pasado, nuestras ventas están un 50% por encima”, añade la representante de la firma solo para dejar de manifiesto cómo muchos estadounidenses ante la inminencia de la llegada de este virus al país han recurrido no solo al uso de repelente sino a ropa inteligente.

Lejos de ser diseños estrafalarios con look de ropa del futuro, las prendas que repelen mosquitos lucen más bien básicas y ligeras, adecuadas sobretodo para permitir libertad de movimiento y actividad física. Su verdadero misterio, está en el tratamiento de la tela que implicaba lograr también que esos componentes se mantuvieran por largo tiempo en la ropa a pesar de sus lavadas. La ropa comercial logró que la durabilidad del efecto repelente pasara de 25 a 70 lavadas.


Químicos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que han liderado investigaciones sobre ropa tratada con el pesticida aseguran que la efectividad de la ropa se incrementa con el uso prolongado de la prenda porque se va creando una película protectora que va reduciendo considerablemente los mosquitos que circundan el cuerpo.

Consummer Reporter, un sitio especializado en testear productos de consumo masivo, comparó la efectividad de tres camisetas distintas. Testearon la camiseta Crew de la marca L.L. Bean’s, dos de la colección Bugsaway de ExOfficio y otra de Talisman. Todas oscilaron entre los 85 y los 100 dólares y contenían 0.52 porciento de permethrin, que es el estándar.

Después de advertir que no se trataba de un experimento con rigor científico, concluyeron que al usar las prendas, el asedio de los mosquitos sí se disminuía importantemente, pero que ninguna evitaba completamente que los insectos picaran.

Sin embargo, la gente parece estar optando por disminuir cualquier riesgo. “Desde mayo y, sobre todo, en julio con todo el temor por el zika se nos agotaron varias líneas de ropa online y el problema es que es un arduo proceso el que nos demanda poner una nueva colección en el mercado, por lo que no ha sido tan fácil abastecerlos a todos”, explica Tami Fairweather, de ExOfficio.

Pero si la ropa más bien de estilo deportivo y de viaje no se ajusta necesariamente a los requerimientos reales de un armario, nadie aún rebate la efectividad de llevar camisas de manga larga y pantalones que lleguen hasta los tobillos roseados con un potente repelente encima, además de usar repelente en la piel.

Publicidad