¿Por qué todos celebran que las candidatas de Miss Teen USA no desfilen en traje de baño?

En un mundo en el que una de cada nueve niñas que viven en países en desarrollo se casa antes de los 15, y en el que el 11% de los embarazos son entre menores de 18 años, una decisión como esta ayuda a algo fundamental: desexualizar el cuerpo de las pequeñas.
30 Jun 2016 – 12:55 PM EDT

Los certámenes de belleza han existido hace tanto tiempo que como sociedad nos cuesta trabajo cuestionarnos sus métodos y sus maneras. Incluso si eso incluye que jovencitas menores de edad desfilen en pequeños bikinis y altos tacones. Pero que las cosas parezcan normales, no significa que estén bien.

Ayer, el certamen de Miss Teen USA, que celebra “la belleza” de jovencitas entre los 15 y los 19 años anunció que cambiaría el tradicional desfile en traje de baño por uno en ropa deportiva.

El anuncio resulta más importante de lo que se puede intuir a simple vista, no solo porque da un paso en avanzada por hacer que la figura de la mujer deje de ser valorada solo por estrechos estándares de belleza, sino porque con esa simple resolución se ayuda a proteger la figura del menor como lo que es, una figura diferente de la del adulto que bajo ninguna circunstancia debería ser sexualizada.


Desde el Siglo XIX el mundo se embarcó en un importante proceso de reconocer a los niños como sujetos diferenciados de los adultos, que tenían sus propios derechos. En parte, darle una propia identidad a los niños que los alejara de maltratos, de someterlos a altas jornadas laborales o hacerlos susceptibles de ser padres o esposos sin un consentimiento real pasó por cambiar su ropa.

Durante centurias enteras, los niños se vistieron sencillamente como adultos y eso hacía que las caderas protuberantes, el escote profundo, el corsé que afinaba la cintura de una mujer mayor demarcara también el cuerpo de la niña y lo volviera un cuerpo que se podía desear e incluso embarazar.

Con la declaración de los derechos del menor nació una nueva forma de vestido que intentó desexualizar el cuerpo de los pequeños. Con colores como el rosa y el azul bebé y con cortes ingenuos y sutiles se intentó darle a los niños otras maneras de vestir muy diferentes a los del adulto.


Sin embargo, con los años, certámenes de belleza y marcas de moda han intentado sacudir de esa ingenuidad a los que aún no son adultos desconociendo las consecuencias que eso trae en un mundo en donde según cifras de World Health Organization, alrededor de 16 millones de niñas entre los 15 y los 19 años de edad da a luz cada año, lo que representa casi el 11% de los nacimientos en todo el mundo, mientras que, según el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW) un tercio de las niñas en los países en desarrollo se casa antes de los 18 años y una de cada nueve antes de los 15.

¿Qué razón entonces ha motivado a este tipo de competiciones de belleza a insistir en los desfiles en traje de baño? Según explicó Miss Teen USA al diario USA Today, la razón detrás no ha sido otra que mostrar cuerpos sanos, formados por disciplinas deportivas.

Entonces si de eso se trata, por qué no hacerlo con ropa de ir al gimnasio. “Con este paso, Miss Teen USA intenta celebrar la fuerza de la mujeres, su confianza y belleza en una forma diferente. Esta decisión refleja un cambio cultural importante que empodera a las mujeres que tienen una vida disciplinada, sana y activa”, concluyó Paula Shugart presidente de Miss Universo, organización a la que pertenece Miss Teen USA.

Así el próximo 29 de julio, el reinado que por años le ha hecho soñar a las jovencitas con ser reinas les dirá que hay otras maneras de serlo.

Lea también:


Publicidad