null: nullpx

Palomitas, cupcakes y bromas: así están viendo algunos el primer debate presidencial

El cara a cara entre Hillary Clinton y Donald Trump se está viviendo en las redes sociales como un evento mediático al estilo de la SuperBowl. Desde los aperitivos preparados para la ocasión, hasta el merchandising inspirado en los candidatos.
27 Sep 2016 – 8:44 PM EDT

El primer debate presidencial promete acumular audiencias récord, rivalizando con citas mediáticas de la talla de la Superbowl y marcando cifras históricas. Al igual que si se tratara de un partido de fútbol o de la inauguración de unos juegos olímpicos, el cara a cara entre Hillary Clinton y Donald Trump se está viviendo por muchos como un espectáculo de entretenimiento frente al que comer palomitas, aunque sea desde la ironía.

En Facebook, los eventos para ver la retransmisión han estado a la orden del día. Desde la convocatoria masiva con más de 5,000 invitados del local The Bell House en Brooklyn, hasta las reuniones privadas entre amigos. Porque algo así merece ser visto en compañía.

La cita se ha convertido en un reclamo para bares, que anuncian su 'happy hour' como antídoto contra la realidad y se muestran ingeniosos con los diseños de sus pizarras. Los "juegos de beber" al estilo bingo tampoco faltan.



Galletas, tartas y cupcakes con los rostros de los candidatos, los lemas de las campañas o los símbolos de los partidos están triunfando en Instagram.


Empresas de comida a domicilio, como Seamless, están aprovechando el momento para lanzar ofertas que expiran a medianoche.


Mientras, esto es lo que estarán comiendo los periodistas en Washington.


La cantidad de merchandising y accesorios que despliegan algunos convierte la cita en una fiesta temática.


El apoyo a los candidatos también se está viendo a través de la ropa y el nail art, como ha sucedido durante los últimos meses en las convenciones y rallies.


El actor Rob Lowe (conocido por su papel en El Ala Oeste de la Casa Blanca), ha publicado esta fotografía de una máquina de pinball inspirada en Clinton y Trump. "Estoy bastante seguro de que está trucada", ha apuntado con sarcasmo.


Hasta Snoopy se ha involucrado en la carrera política, aunque se mantiene al margen y únicamente anima a votar.


Publicidad