Los fans no se cansan de Harry Potter, aunque sus historias ya no se cuenten como antes

Entre el desconcierto por el formato teatral del nuevo libro y la euforia por asistir a su puesta en escena, el regreso de las historias del célebre mago nos hace reparar en cuáles son las claves de su interminable éxito.
7 Ago 2016 – 4:57 PM EDT

La reciente entrega de la historia del mago más célebre del mundo, Harry Potter, ha revuelto las aguas en el mundo de sus fanáticos de formas inesperadas.

'Harry Potter y el niño maldito' es el octavo episodio. En la línea de tiempo de la historia han pasado 19 años de la derrota de Voldemort y este capítulo comienza con el epílogo de la última novela: Harry y Ginny (casados), acompañados de Ron y Hermione (ídem) llevan a sus hijos Albus y Rose a la plataforma 9 3/4 para que aborden el tren que los llevará a Hogwarts por primera vez.



Sobre la aventura (que presenta a Harry y a sus amigos ya adultos y se enfoca en la segunda generación y en sus relaciones filiales) no se diga más para evitar spoilers, aunque a una semana del lanzamiento mundial del libro y del estreno de la puesta en escena en Londres, la red ya está llena de ellos.

Lo que nos atañe es una diferencia sustancial en el formato de la entrega: en vez de las novelas a las que estábamos acostumbrados, se trata del libreto de una obra teatral, así que faltan en sus páginas las minuciosas descripciones características de J. K. Rowling y en cambio se leen indicaciones sobre entradas y salidas de escena de los personajes y los sentimientos que deben expresar al enunciar sus parlamentos.

Cualquiera pensaría que un cambio tan drástico en la narrativa de una de las sagas más aclamadas de la historia no iba a ser bienvenido entre una gigantesca horda -multigeneracional- de fans con inmensas expectativas. Pero si bien es cierto que ha causado desconcierto, también es justo decir que en lo general el peso de las críticas entusiastas y positivas supera por mucho al de las negativas.


Este 'nuevo' formato no ha sido obstáculo para que el libro establezca nuevos récords de ventas: en Estados Unidos vendió más de dos millones de copias en dos días, algo nunca visto tratándose de un libreto teatral.

La puesta en escena, por su parte, ha recibido favorables críticas que apuestan por su éxito comercial sin riesgo alguno, pues se sabe que las entradas para verla en el Palace Theater de Londres están agotadas hasta octubre de 2017.

La idea de presentar 'Harry Potter y el niño maldito' en teatro

La historia, basada en una idea original de Rowling fue adaptada para teatro por el dramaturgo Jack Thorne y según se comenta en esta entrevista con los escritores que colaboraron en ella, uno de los retos más interesantes que planteaba era el de darle vida al mundo mágico de Potter en un escenario sin el recurso cinematográfico de los espectaculares efectos especiales que permite la post producción.


También se revirtió la vieja fórmula para presentar las entregas de la saga (se lanzaba el libro y después las películas), esta vez primero se presentó la obra de teatro en Londres (en el Palace Theatre) y más tarde se lanzó a la venta el libro con el libreto de 'Harry Potter y el niño maldito'.


¿Por qué parece que nunca tendremos suficiente de Harry Potter?

• Porque J. K. Rowling supo crear un mundo mágico, sin límites para la imaginación, donde siempre se puede recurrir a la magia para combatir al mal, y este mundo ha tenido un impacto profundísimo en las generaciones que se han adentrado en él por medio de sus libros. Regresar cada tanto a ese refugio es una invitación que siempre será atractiva tanto para niños como para adultos.

• Porque la relación entrañable que se creó -a través de 7 lecturas de largo aliento- con personajes a los que vimos transformarse de niños a adultos en contra de tremendas adversidades, no muere de un día a otro. Son como amigos de infancia, verdaderos amigos de los que uno querrá saber siempre que pueda.


• Porque hay un factor que vuelve exponencial a su número de fans: las aventuras de Harry Potter se han convertido en una lectura obligada al haber demostrado ser una formidable puerta de entrada a la literatura para los pequeños. No en vano se reconoce a J. K. Rowling el mérito de haber hecho más que nadie en el mundo por la alfabetización: millones de infancias han sido marcadas por las historias de Harry Potter, cierto, pero también por haber despertado en ellos la pasión por la lectura. Así que estas generaciones continuarán multiplicándose.


Ve también:


Publicidad