Los Emmy también desmienten a Donald Trump: "no están amañados"

Hillary Clinton recordó en el tercer debate presidencial cómo la estrategia de Donald Trump de poner en duda la legitimidad de las elecciones no es nueva: en su momento, tras no ganar el Emmy en tres nominaciones seguidas, el candidato republicano cuestionó que la entrega de la Academia estuviera 'amañada'.
Univision
20 Oct | 11:55 AM EDT

Ante las continuas acusaciones que ha hecho Donald Trump durante su campaña electoral sobre cómo las elecciones presidenciales de los Estados Unidos pueden estar amañadas, Hillary Clinton, en el último debate, quiso demostrar que este argumento no es realmente nuevo en el discurso del candidato. “En un momento en el que su programa ('El Aprendiz') estuvo nominado tres veces seguidas a un Emmy y no ganó, él empezó a twittear que la Academia de Televisión era un fraude, dijo airosa la candidata.

Aunque en los tuits que publicó Donald Trump entre 2012 y 2014 sobre la entrega de este premio no se habla propiamente de fraude, sí hace alusión a su poca credibilidad. Así se puede leer en su Twitter la pataleta que hizo en su momento ante la evidencia de no recibir el reconocimiento.

“Que 'Amazing Race' gane un Emmy de nuevo es una broma. Los Emmy no tienen credibilidad, no me sorprende que el raiting esté en sus niveles más bajos”, dijo en su primera nominación fallida en 2012.

“Yo debería haber ganado un Emmy por 'El Aprendiz' si el proceso fuera justo”, replicó de nuevo en abril de 2013, para luego en 2014 volver a lanzar una sospecha sobre la Academia: “Cuál es peor y cuál es más deshonesto: Los Oscar o Los Emmy”.

Una vez la credibilidad de los premios de lo mejor de la pantalla chica se colaron en el debate presidencial, la organización de los Emmy puso un breve y contundente mensaje en respuesta al rifi rafe de los dos candidatos: “Está asegurado. Los #Emmy no están amañados”, dijeron.

Agregaron además en su página oficial una infografía de cómo se nominan y se eligen los ganadores en la que con cuatro pasos sencillos le explicaron al candidato republicano por qué sus palabras eran infundadas.


El episodio solo deja claro que justificar la pérdida poniendo en duda el sistema que la soporta o la premia, como lo viene haciendo Donald Trump a solo unos días de las elecciones y como lo hizo en el pasado con las nominaciones a los Emmy hace que gravite un aire de desconfianza en las instituciones, algo que erosiona la confianza del público, del electorado y que lo llena de razones para no salir a votar.

A la final, lo más importante de una contienda es que los ganadores ganen y los perdedores pierdan y que la gente que apoya al perdedor crea que el ganador ganó. Acaso ¿de eso no se tratan las competencias Donald Trump?

Lea también: