null: nullpx

¿La publicidad habla demasiado inglés?: la campaña que critica el exceso de anglicismos en los anuncios

La Real Academia Española y la Academia de la Publicidad lanzan campaña que reprocha el exceso de anglicismos en la publicidad española. Pero la discusión puede aplicarse a otros contextos en los que el inglés marca la comunicación entre los hispanohablantes.
19 May 2016 – 2:26 PM EDT

Un modelo vestido impecable, a lo James Bond, luce unas gafas pero algo en el tono de este anuncio da indicios de que esta no es una publicidad cualquiera.

¿Cuál es la marca de estas gafas? “Sunset Style with blind effect”. ¿Qué las hace particular? “Las únicas gafas que no te dejan ver nada. Oscuras como todas esas palabras en inglés puestas allí solo porque se escuchan en inglés”. La crítica finaliza el anuncio: “suena muy bien pero se ve muy mal”.

Así de contundente es la campaña con la que la Real Academia Española (RAE) y la Academia de la Publicidad (AP) critican el exceso de anglicismos en la publicidad. El video surge en el marco del simposio “¿Se habla español en la publicidad?” que aparte de discusiones en torno al tema trajo a cuestas la publicación del estudio “El inglés en la publicidad: ejemplos del uso excesivo del inglés en los anuncios en España”.

En 2003, las marcas que utilizaron inglés en su publicidad no llegaban a 30, dice el estudio que trabajaron la RAE, la AP y la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Más de diez años después, en 2015, 322 marcas apostaron a incluir el inglés para enviar sus mensajes. La moda, la decoración, el transporte, las finanzas, la decoración y el entretenimiento, entre otros sectores, buscaron seducir a sus audiencias mediante la inclusión de palabras o frases en inglés.

“El abuso de anglicismos se vincula con un complejo de inferioridad muy hispánico y, además, contribuye a reforzarlo. De ahí que se usen términos en inglés porque se consideran más prestigiosos que los nuestros”, dijo el escritor y periodista Álex Grijelmo en una de las sesiones de la jornada de discusiones que se realizó este miércoles en la RAE.

Pero como señaló la directora de una agencia especializada en comunicación digital que participó de dicho simposio, Marta Gutiérrez, en las redes y el entorno digital “es donde tiene sentido saber si utilizar uno u otro idioma, sobre todo cuando nos dirigimos a los jóvenes”.

Jeans, reality show, basket, shopping, hobby, billboard, streaming. El informe pone la lupa sobre el aumento de términos en inglés como esos, pero también de una “utilización excesiva del inglés” en las campañas publicitarias en las calles españolas, los escaparates o incluso en las tarjetas de presentación de distintos profesionales de la industria de la publicidad.

Aunque la campaña se centra en España, la crítica del exceso de anglicismos puede aplicar a distintos aspectos de la publicidad en el contexto hispanohablante y cómo en el día a día usamos palabras en inglés para referirnos a cosas, lugares y comidas que tienen términos en español.

La discusión es larga, sobre todo si se considera que el inglés es la lengua franca de las nuevas tecnologías, el Internet y las redes sociales, algunos de los aspectos que rigen la vida contemporánea.

Lea también:


Publicidad