null: nullpx

La evolución de Eva Longoria: de 'mujer desesperada' a líder latina en la política

La actriz, empresaria y filántropa es una figura clave de esta campaña presidencial gracias a su influencia sobre la comunidad hispana. Ha sido mano derecha de Obama, y ahora lucha por el triunfo de Hillary. Así fue su camino.
27 Jul 2016 – 3:55 PM EDT

El poderoso discurso que Eva Longoria pronunció en la Convención Nacional Demócrata, en el que criticó duramente a Trump e hizo un llamamiento al valor de la comunidad latina, la confirmó como una figura esencial para involucrar a los hispanos en estas elecciones.

El papel clave de los hispanos en la campaña ha convertido a Eva Longoria en la embajadora ideal para hablarle a este público, y Hillary Clinton la necesita en su equipo. Una de las causas que Eva defiende es la de llegar a los jóvenes latinos, pues una gran parte del electorado no supera los 27 años. Apoya a Voto Latino —la organización destinada al sector joven latino— junto a Rosario Dawson, Jessica Alba y America Ferrera, entre otros. En este ámbito, el dominio de Eva de las redes sociales es clave para conquistar a los millennials. En Instagram tiene casi tres millones de seguidores, y su Snapchat es una pequeña ventana por la que presenta su vida en directo.


El compromiso político de Eva Longoria despertó gracias a un libro. Durante los descansos del rodaje de Mujeres Desesperadas, la actriz leía Occupied America, del profesor de estudios chicanos Rodolfo Acuña. La realidad que le reveló esta lectura la animó a matricularse en la asignatura de Acuña, y durante varios meses, al terminar el rodaje de la serie, conducía una hora para llegar a las clases. "Hacía la tarea detrás del plató", cuenta la actriz en The Economist.

La actriz, empresaria y filántropa dio comienzo entonces a una comprometida carrera por los derechos de los latinos a través de numerosas iniciativas, gracias a las que ha construido una influyente posición dentro del Partido Demócrata junto al presidente Obama.


Su relación con la política estadounidense se consolidó definitivamente en 2012, cuando Obama la nombró co-presidenta de la campaña por su reelección. Eva participó en eventos en la Casa Blanca, viajó a lo largo del país para pedir el voto (en un solo día llegó a visitar siete ciudades distintas para comunicar su mensaje), y participó en la Convención Nacional Demócrata. Su discurso de aquel momento también hizo que la audiencia se pusiera de pie. Para criticar la propuesta de Mitt Romney de subir los impuestos a las clases medias, dijo: "La Eva Longoria que trabajaba en Wendy's friendo hamburguesas —ella sí necesitaba una bajada de impuestos. Pero la Eva Longoria que trabaja en escenarios de televisión, no". Cuatro años después, en Filadelfia, Eva volvió a arrancar el aplauso.

Habría sido difícil imaginar que aquella joven actriz de televisión llegaría hasta aquí.

Eva Longoria dio sus primeros pasos en el mundo del espectáculo gracias a un concurso de talentos en Los Ángeles al que se presentó después de acabar la universidad. Durante los años siguientes apareció en series como Belleza y Poder, Hospital General y Sensación de Vivir.

La fama le llegó en 2004 con Mujeres Desesperadas, donde interpretaba a Gabrielle Solis. La popular serie conquistó cifras de audiencia inimaginables que pusieron a Eva en el centro de la atención pública, desde donde empezó a ejercer su influencia para causas solidarias.

En fotos: la transformación de Eva Longoria

Loading
Cargando galería


A través de su organización, Eva Longoria Foundation, impulsa las oportunidades de las mujeres latinas con programas de emprendimiento, ofrece microcréditos, apoyo a las familias, mentorías y fomento de las asignaturas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) entre las niñas. “La creciente población de latinas es un recurso sin explorar en este país. Si damos a las latinas las herramientas para que desarrollen su potencial, veremos resultados increíbles", ha dicho esta filántropa.

Eva también dedica parte de su trabajo a ayudar a jóvenes con necesidades especiales (una condición que conoce bien, pues tiene una hermana perteneciente a esta minoría) proporcionando apoyo y soportes económicos vía Eva's Heroes, la fundación que co-fundó con Christiane Perkins-García en 2006. Además es portavoz de la organización latina Padres Contra el Cáncer. Gracias a estas iniciativas, la Enciclopedia Británica escogió a la actriz como una de las estrellas con más conciencia social y ha recibido numerosos premios como filántropa —del Congressional Hispanic Caucus Institute, del National Hispanic Leadership Institute y del alcalde de Los Ángeles, entre otros.


La actriz y empresaria participa habitualmente en conferencias para concienciar sobre la situación de las mujeres latinas, a veces acompañada por Bill Clinton, entre otras relevantes figuras.

Si hay un momento clave para los latinos en la política, allí está Eva Longoria: en 2013 condujo una entrevista con Sonia Sotomayor, la primera latina en llegar a jueza del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.


Lograr que los latinos acudan a las urnas y que con ello exista una mayor representación de su comunidad en la política son sus principales objetivos. A través de Latino Victory Project, fundado por ella misma, reúne apoyos para que los latinos asuman puestos en la vida pública y en el Gobierno. También dirige esfuerzos a animar a los latinos a registrarse para votar, así como a recaudar dinero para la campaña. "Siempre he sido muy activa políticamente. He estado involucrada desde que (Bill) Clinton se presentó en el 92, trabajando como voluntaria, yendo de puerta en puerta, recaudando fondos por teléfono", dijo la actriz a The Daily Beast en 2014.

Estos proyectos la han convertido en aliada de Hillary Clinton, a quien ha descrito como "la candidata presidencial mejor calificada de la historia", por lo que no sorprende que en esta campaña desempeñe un papel vital apoyándola.

Por otra parte la celebridad ha manifestado en diversas ocasiones su desacuerdo con las ideas y dichos del candidato republicano Donald Trump al sentirse directamente agredida por ellos. Este martes, durante su discurso en la Convención Demócrata, Longoria, norteamericana de novena generación, explicó las razones por las que estas elecciones son un tema personal para ella: "mi familia nunca cruzó la frontera, la frontera nos cruzó a nosotros"; aclaró que su padre no sólo no es un criminal sino que es veterano estadounidense, y enfatizó en que cuando el candidato de los republicanos se burló de un reportero con necesidades especiales, lo hizo también de su hermana enferma que padece una condición semejante.

Ve también:


Publicidad