Cómo el triunfo de Donald Trump puso a las mujeres a hablar de dispositivos intrauterinos

Ante el temor de que las pastillas anticonceptivas dejen de ser gratuitas durante el nuevo mandato del republicano, las revistas femeninas encienden sus alarmas y alientan a las mujeres a que se pongan uno de estos dispositivos antes de enero.

Una vez se supo que Donald Trump será el próximo presidente de Estados Unidos por los próximo cuatro años, revistas femeninas de todo el país prendieron sus alertas y empezaron a mandar un mensaje contundente a las mujeres.

Ya no se trataba de alentar el uso de los traje de pantalón de Hillary Clinton, ahora tenían que abrazar materias más importantes: las mujeres —hubieran o no votado por Trump— se enfrentarían con una nueva preocupación sobre su vida reproductiva: el acceso gratuito a los métodos anticonceptivos.

¡Es hora de ponerte un Dispositivo Intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés)! ¡No esperes a que sea tarde!, gritaron al unísono las publicaciones femeninas especializadas, obedeciendo desafortunadamente a un miedo que pudiera hacerse realidad.

¿Por qué esta recomendación? Porque se trata de un método de larga duración, altamente efectivo, de bajo mantenimiento, que pueden durar varios años (entre 5, 7 ó 12 dependiendo el modelo), pero que también pueden ser costoso si no se cuenta con un seguro médico: entre 600 y 1,000 dólares con consulta incluida.

Una de las promesas más claras del candidato republicano a sus votantes es que desde el día uno de su posesión presidencial echaría abajo la ley de cuidado de salud asequible conocida como Obamacare, la reforma sanitaria que entre otras cosas logró que las mujeres pudieran acceder a los anticonceptivos de manera gratuita. Eso explica la invitación que este jueves realizaron revistas como Vogue, Cosmopolitan y Elle, y su mensaje de "pónganse un IUD antes de enero", cuando se llevaría a cabo la toma de posesión del nuevo presidente.

Los miedos expresados también se relacionan con la inminente amenaza sobre la libertad de las mujeres de decidir sobre sus embarazos, que quedó además consignada en una carta, que entre el ajetreo propio de la campaña presidencial, Donald Trump se tomó el tiempo de firmar y mandar a 53 lideres antiaborto.

La carta que data del 26 de septiembre fue publicada por la organización Susan B. Anthony List que no solo se opone al aborto en todas las circunstancias, sino también a otras formas de contracepción en las que incluye, por ejemplo, los dispositivos intrauterinos por considerarlos "una forma temprana de aborto".

Habrá que ver si la animadversión de Donald Trump contra las mujeres en su campaña era solo una manera de generar polémica. Mientras tanto, no está demás dejar de hablar de política y conversar seriamente con el ginecólogo.

Vea también: