Así se vivió el Orgullo Gay en Stonewall, el lugar donde empezó todo

En este local de Nueva York, declarado hace unos días monumento nacional por el presidente Obama, fue el origen del movimiento a favor de los derechos LGBT.
27 Jun 2016 – 11:21 AM EDT

Nueva York acogió la marcha del Orgullo Gay más popular del planeta, y este año han querido superarse. Bajo el lema "La igualdad te necesita," cientos de personas clamaron por la tolerancia, el fin de las armas, y homenajearon a las víctimas de Orlando con pancartas y cánticos.



El vagón del metro de la línea 1 se convirtió en un estallido de colores. Una chica luce un tutú con estampado de arcoíris y el pelo rosa fluorescente. Un grupo de amigos agita banderas multicolor, y al fondo, un chico se coloca una corona cubierta de purpurina con forma de unicornio. Todos se bajan en la parada de Christopher Street, el punto donde finaliza el recorrido de la marcha gay.

En esta zona del sur de Nueva York está ubicado Stonewall Inn, el lugar en el que se desataron las primeras protestas del movimiento gay a favor de sus derechos. El 28 de junio de 1969, la comunidad LGBT se levantó contra la represión policial en una protesta por los derechos civiles y dio comienzo al sentimiento del orgullo gay que hoy se celebra alrededor del mundo. Los logros de Stonewall han sido reconocidos por Obama, quien lo ha declarado monumento nacional recientemente. No hay lugar más icónico para presenciar lo que significa la marcha del orgullo que Stonewall Inn.

Hillary Clinton eligió este lugar para sumarse a la marcha. Llegó a Stonewall Place y caminó junto al gobernador Andrew Cuomo y Bill de Blasio, alcalde de Nueva York.



Tras la tragedia de Orlando, la necesidad de seguir reivindicando los derechos LGBT se ha hecho más patente. El grupo Gays Against Guns llevó a cabo una sobrecogedora actuación en la que numerosas personas permanecieron tumbadas en el suelo, y en otro momento, 49 figuras cubiertas de blanco han desfilado con fotografías de las víctimas. Los ángeles de Orlando también acudieron, y la gran mayoría de los participantes llevaron pancartas con el hashtag #SomosOrlando.

A pesar de las circunstancias, el ambiente era de fiesta. Las decenas de policías hacían esfuerzos por no dejarse llevar y sumarse a la celebración. "¡Vamos, oficial!" le decía una mujer a un policía mientras lo animaba a bailar. A mi lado, una embarazada subida a la valla dejaba ver su barriga decorada con un arcoiris, y un poco más allá, una chica con una cola de sirena aplaudía sin descanso.

La intolerancia se atacó con amor. "Love trumps hate," decían los carteles. "Paremos el odio," clamaron los cientos de espectadores que acudieron a presenciar el momento, al ritmo de Lady Gaga.


La comunidad hispana ha sido uno de los principales protagonistas del evento.

Por los altavoces sonó La Gozadera, Danza Kuduro, y el cántico: "Yo soy boricua, pa que tú lo sepas." La actriz de origen dominicano Dascha Polanco, estrella de "Orange is the New Black," ha participado en el evento junto a sus compañeras de reparto.



Después de horas de desfile, la conclusión fue unánime: "Love is love is love is love..."

También ve:


Publicidad