null: nullpx

Tres looks para el Ultra con solo $50 dólares (y algunas ayudas de tu clóset)

Le pedimos a nuestra editora de moda que con un presupuesto limitado creara tres ideas para ir al festival.
18 Mar 2016 – 5:29 PM EDT

Por Angélica Gallón S. | @univisiontrends

Soy una convencida de que tener estilo no es una cuestión de dinero, es un asunto de actitud. Algunas de las piezas más valiosas que tengo en el clóset no han costado mucho dinero, y, por el contrario, hay otras en las que he invertido cantidades inconfesables que luego no me dan tanto gozo cuando las uso.

Lejos de lo que profesan muchas bloggeras, no creo que solo comprando marcas carísimas de diseñador se puede crear un armario interesante. Al contrario, es en una búsqueda desafiante que integra cosas finas y baratas, compradas en boutiques o en mercados de barrio o de segunda mano que el universo de estilo gana carácter.

Por eso asumí complacida este reto, porque creo que juntando cosas que todas tenemos en el armario, con unas cuantas prendas nuevas se puede deslumbrar en el Ultra Music Festival con tan solo 50 dólares.


REGLAS PARA COMPRAR SIN MUCHO DINERO
Lo primero que supe que tenía que hacer es que debía apostar por comprar prendas básicas, que como si fueran lienzos en blanco, me permitieran crear cosas interesantes sobre ellas. Es más fácil encontrar prendas básicas de buena calidad baratas que apostar por conseguir una prenda statement (como una chaqueta de lentejuelas o unos bellos tacones rojos).

Con esto claro, me fui a los outlets, que por suerte están por todo lado en Miami, a buscar mis tres looks para este fin de semana.

Debía tener presentes algunas reglas claras siempre prácticas cuando no hay mucho dinero: Primera, comprar prendas monocromáticas, que serán más fáciles de combinar con otras piezas del clóset. Segunda, apostar por piezas ligeras y de algodón (para soportar el calor y el agite del festival) y que me permitieran crear capas, es decir que fácilmente pudiera sobreponer una sobre otra y así crear un look más interesante. Finalmente, la última regla, ir por una sola pieza dramática, que tuviera brillo encaje o algo especial.

LOOK#1:
Mi primer hallazgo fue un vestido largo de algodón gris. Ceñido pero cómodo, de un tono muy fácil de combinar y que además parece más caro que el blanco y el negro, que no suelen mantener la contundencia de los tonos con el tiempo, el negro se marea, el blanco se amarillenta.


Elegí ese vestido de $9.99 dólares porque tenía claro que con solo amarrarle una camisa tipo vaquero o leñador a la cintura, o una chaqueta de color vibrante podía crear un look distinto. Romper la monocromía y darle textura y capas. Es además un vestido que va perfecto con tenis blancos tan de moda por estos días, en realidad, con cualquier tipo de tenis. Y luego le va perfecto desde los accesorios más brillantes hasta una gorra. Este vestido es justo el punto medio entre una prenda que se puede volver formal o ultra informal con unos cuantos elementos.

LOOK #2:
Una prenda que cualquier fashionista sabe aprovechar bien es una t-shirt blanca. Así que pensé que con un presupuesto corto, iría en busca de una básica que pudiera o cortar en el espalda o recogerla en la cintura para usarla a manera de crop top. La encontré por $5 dólares. La t-shirt es una de las prendas más emblemática de la moda por estos días. Va bien con todo.


Para darle un poco de atrevimiento, fui a una tienda de lencería y busqué un top que tuviera algún toque atrevido, amarres, flecos, encaje algo que se destacara sobe la blusa. Me encanta como se ve una camiseta blanca con un desafiante top negro debajo. Con el top resuelto, que encontré por $7,90 dólares, busqué en mi clóset una falda tipo lápiz deportiva y unos tenis. Pero si alguien adujera que no tiene algo parecido en su clóset, le diría que buscara unos short cortos a la cintura o simplemente se atreviera a llevar la t-shrit a manera de vestido con unas medias de colores fuertes.

LOOK #3
Para el look final quería buscar algo un poco más dramático. Entonces me alejé de los outlets y fui en busca de las nuevas colecciones a ver qué podía conseguir.

Brillo, quería brillo,porque hoy brillar de día es uno de los mandatos de primavera y en la noche es algo que te hace especial. Encontré una camisa de manga corta bordada en lentejuelas por $14.90, que estaba más baratas que las otras por su extraño color terracota, pero pensé, la puedo combinar con algo neutro y seguro va a resaltar. Además tenía en casa unos tenis que sabía que le podían ir bien.


Saber qué prendas tienes en casa con las que puedas usar lo que compras es fundamental para no llenarte de ropa que no sabes con qué vas a lucirla.

Una vez seleccionada la blusa, busqué una falda tipo lápiz arriba de la rodillade $10,25. El punto con este corte de falda, que es mi favorito, es que si le pones unos tacos o botines y un blazer negro inmediatamente gana formalidad pero pasa justamente lo contrario si la llevas con tenis. Es un corte versátil y muy favorecedor para cualquier tipo de cuerpo.

¿ Y LOS ACCESORIOS?
Cuando revisé mis facturas me di cuenta que aún tenia un remanente que podía usar en comprar algunos accesorios. Pero con unos pocos dólares no podía comprar más que algo pasajero que durara una noche. Por eso se me ocurrió ir a Party City, una tienda de fiestas infantiles en donde encontraría pestañas, sombreros brillantes y hasta guantes de maya para un fin de semana de fiesta imparable.

11 ideas que puedes copiar de las pasarelas para sacudir el Ultra

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés