null: nullpx
bebe y mama

Los bebés que patean mucho serán más fuertes y sanos, según un estudio

Publicado 14 Jun 2021 – 10:33 AM EDT | Actualizado 14 Jun 2021 – 10:33 AM EDT
Reacciona
Comparte

La primera vez que una embarazada siente las pataditas de su bebé en el vientre es un momento inolvidable e indescriptible, pues es una mezcla de cosquillas con golpecitos, y para las madres primerizas resulta sorprendente.

Los primeros movimientos fetales se dan alrededor de la décima semana de gestación y consisten en flexiones del cuello y ladear la cabecita. Sin embargo, es hasta la semana 15 cuando la mamá percibe los movimientos como tal. Algunas mujeres los describen también como ‘maripositas’ o ‘burbujitas’ en la panza.

Cada patadita favorece la formación de articulaciones, músculos y huesos. En pocas palabras: los seres humanos comenzamos a ejercitarnos desde el vientre de nuestras madres, sorprendente ¿no?

Los pataleos también ayudan a que el pequeño libere la tensión acumulada en su estructura ósea, a prevenir enfermedades futuras como la osteoartritis y también impulsan la interacción de las células y los tejidos.

Lo movimientos del bebé dentro del viente son laterales. Las primeras sensaciones de golpecitos serán percibidos por la mamá en el vientre bajo y con un ritmo constante. En esa etapa (segundo trimestre), el feto aún no se encuentra de cabeza y todavía tiene mucho espacio para 'jugar'.

Durante el último trimestre de embarazo las patadas del bebé pueden llegar hasta las costillas de la madre pues, seguramente, ya se estará acomodado con la cabeza hacía abajo para el momento de nacer. Sus movimientos sucederán con menos constancia, pues tendrá menos espacio para sus peripecias.

¿Qué tan fuerte es la patada de un bebé en el vientre?

Un estudio publicado en el Journal of the Royal Society Interface asegura que la patada de un bebé en el vientre de su madre puede tener una fuerza de hasta 45 newtons, equivalente a 4.5 o 5 kilogramos de fuerza. Seguro podrás observar cómo tu panza se mueve como si fueran en olas, de un lado hacia otro.

Según información de un estudio de conteo de los movimientos fetales, publicado por Stanford Children's Health, los bebés tienen mayor actividad una hora después de que la mamá haya comido, debido a su nivel de azúcar en sangre (glucosa).

Otro estudio, realizado por el Instituto Kanpur de Tecnología en la India, en conjunto con Colegio de la Trinidad en Irlanda, dedujo las razones por las que los bebés se mueven y patean durante la gestación, y las consecuencias de este movimiento en su desarrollo.

Concluyeron que los movimientos embrionarios en el útero provocan un mayor desarrollo del sistema óseo. Así que los bebés que más se muevan dentro de la pancita de su mamá, pueden llegar a tener huesos y articulaciones más fuertes que los que están más tiempo quietos.

¿Qué tanto se mueve tu bebé? ¿Cómo fue la primera vez que lo sentiste? Cuéntanos en los comentarios.

Te compartimos más información:

Reacciona
Comparte