null: nullpx
Alimentación del Bebe

Los bebés menores de 1 año no deben comer ciertos alimentos (ni un bocado, nada)

Publicado 13 Sep 2019 – 12:11 PM EDT | Actualizado 13 Sep 2019 – 12:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los bebés y niños pequeños requieren cuidados específicos, en especial cuando se trata de su nutrición, pues ellos no procesan los alimentos de la misma manera que los adultos. Por ello, es importante que tengan una dieta balanceada y supervisada por su pediatra.

A partir de los 6 meses de edad, los pequeños deben comenzar a ingerir otros alimentos además de la leche materna o de fórmula, como frutas y verduras. Sin embargo, hay algunas comidas que están estrictamente prohibidas para los menores de 12 meses. Conoce cuáles son.

Leche de vaca

El hospital pediátrico Stanford Children's Health recomienda no incluir la leche de vaca en la dieta de los niños menores de 1 año, ya que no les proporciona los nutrientes necesarios y puede ser muy pesada para su estómago.

Sal

La comida de los bebés menores de 1 año no debe estar preparada con sal. Sus riñones aún no han madurado por completo y pueden dañarse al consumir sodio en exceso.

Espinacas

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición sugiere no incluir las espinacas a la dieta de los niños menores de 1 año, debido a que contiene nitratos, sustancias que pueden llegar a ser tóxicas para los pequeños.

Frutos secos

Los frutos secos son muy saludables para chicos y grandes. Sin embargo, su tamaño y su dura consistencia puede hacer que al bebé se le dificulte tragar, lo que incrementa el riesgo de asfixia. Por ende, lo mejor es esperar a que crezca para que los consuma.

Miel

La miel puede parecer totalmente inofensiva, pero el Programa de Tratamiento y Prevención del Bolutismo Infantil explica que la miel puede provocar bolutismo en los niños. Este padecimiento es causado por una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum y puede causar náuseas, vómito, visión borrosa y, en casos severos, parálisis.

Es hasta después de los 18 meses que los pequeños pueden consumir miel sin que represente un riesgo para su salud.

Refrescos

Los refrescos son severamente dañinos para los bebés y niños. Tienen un alto contenido de cafeína, azúcar y aditivos químicos que pueden causar daños gastrointestinales a los nenes y otros problemas como ansiedad e insomnio, de acuerdo con la organización KidsHealth.

Salchichas

Las salchichas no aportan valor nutrimental al organismo de los niños y, como lo indica el hospital pediátrico Stanford Children's Health, pueden causar ahogamiento.

Es conveniente esperar a que los pequeños cumplan 3 o 4 años para comer salchichas. Lo mismo pasa con otros alimentos como las uvas, caramelos y palomitas.

Atún rojo

Este pescado tiene un alto contenido en mercurio, lo que puede ser muy riesgoso para los bebés menores de 1 año.

Azúcar

El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría esclarece que no debe añadirse azúcar a los alimentos de los pequeños. Además, no es bueno darles alimentos que contengan esta sustancia. Puede causar adicción y se le asocia directamente con la obesidad infantil.

Picante

Las papilas gustativas de los bebés son más sensibles que las de los adultos. Esto hace que el picante sea aún más agresivo para ellos, por lo que no es recomendable incluirlo en su alimentación.

Te recomendamos:

Reacciona
Comparte