null: nullpx
crecimiento del niño

¿A tu hijo le duelen las piernas aunque no se haya pegado? Podría ser 'dolor de crecimiento'

Publicado 21 Ago 2020 – 04:33 PM EDT | Actualizado 21 Ago 2020 – 04:33 PM EDT
Reacciona
Comparte

¿Tu hijo se despierta durante la noche con molestias en las piernas? ¿Lo notas cansado o triste al final del día? Es posible que tenga ' dolores de crecimiento'.

Son calambres musculares que aparecen al final de la tarde o al anochecer, y representan una de las afecciones más comunes durante la infancia, menciona el sitio especializado WebMD.

Dolor de crecimiento: qué es

De acuerdo con Mayo Clinic, son dolores que se presentan en la parte delantera de los muslos, las pantorrillas y detrás de las rodillas. Suelen afectar a ambas piernas y ocurren durante la noche.

Por lo general, comienzan alrededor de los 3 o 4 años y reaparecen al inicio de la pre-pubertad (entre los 8 y 10 años).

Según los especialistas, se relaciona a un umbral bajo de tolerancia al dolor o, en algunas excepciones, cuestiones psicológicas.

Los niños que sufren de este malestar también tienen más probabilidades de presentar dolores de cabeza frecuentes y problemas estomacales.

Posibles causas

La organización KidsHealth afirma que no existe evidencia científica de que el crecimiento óseo cause dolor. Sin embargo, se piensa que podría estar vinculado con el 'síndrome de las piernas inquietas'.

También conocida como la enfermedad de Willis-Eknom, este padecimiento causa incomodidad en las piernas, ocasionando un impulso irresistible de moverlas, explica un artículo del National Institute of Neurological Disorders and Stroke.

Al igual que los 'dolores de crecimiento', aparece al anochecer y suele empeorar cuando la persona está descansando. Está clasificado como un trastorno del sueño, puesto que los síntomas provocan insomnio y dificultad para dormir.

Afortunadamente, puede aliviarse con una rutina de ejercicios que fortalezca los músculos y los mantenga activos. No es necesario consumir medicamentos.

Signos de alerta

El Sistema Nacional de Salud, en Reino Unido, enumera las señales de alerta que indican un problema mayor:

  • El dolor es persistente
  • Se ubica en las articulaciones
  • Hay fiebre y malestar general
  • La zona está roja o hinchada
  • Y presenta moretones en las piernas

En caso de cumplir con uno o más síntomas, deben visitar a su doctor de cabecera para comenzar el tratamiento adecuado.

Cómo aliviar el dolor

En la mayoría de los casos, tiende a desaparecer con el paso de las horas.

Si el dolor es muy fuerte, pregúntale al pediatra si puedes darle un analgésico de venta libre, como acetaminigeno o ibuprofeno; esto calmará los síntomas.

Asimismo, masajear las piernas con suavidad, estirar los músculos y colocar una almohadilla térmica en la pierna adolorida son alternativas que disminuyen el dolor y lo ayudarán a conciliar el sueño.

Pon a prueba nuestras recomendaciones y ayúdalo a superar esta etapa con la mejor actitud. Tu pequeño te lo agradecerá.

¿Conoces otras recomendación que sea útil? Escríbela en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Mira lo que preparamos para ti:

Reacciona
Comparte