null: nullpx
bebe

4 problemas de salud que los bebés recién nacidos pueden presentar en sus primeras semanas

Publicado 4 Oct 2019 – 12:33 PM EDT | Actualizado 4 Oct 2019 – 12:33 PM EDT
Reacciona
Comparte

La llegada de tu bebé es sinónimo de felicidad. Aprender a cargarlo, saber qué alimentos puede comer, verlo dormir y bañarlo por primera vez son experiencias que valen la pena.

Sin embargo, también hay algunos momentos atemorizantes, pues a pesar de que son bebés, no se salvan de algunos problemas de salud.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría se pueden presentar algunas afecciones comunes durante las primeras semanas de vida. Si los síntomas aumentan, es importante contactar a tu pediatra para salvaguardar la salud de tu pequeño.

#1 Síndrome del bebé azul

En las primeras semanas de vida los bebés pueden presentar tonos azulados en sus manos y pies. Esto puede deberse a una baja temperatura en su cuerpecito, por lo que ese color aparece a causa del frío.

¿Qué hacer? Es necesario envolver a tu bebé en cobijas suaves, para brindarle calor suficiente y así regular su temperatura. Al tener calor en su cuerpo, el tono azulado irá desapareciendo.

No obstante, si la piel se vuelve azulada de manera persistente podría determinarse que tiene cianosis, de acuerdo a información de Medline Plus.

En este caso, la coloración azul en distintas partes del cuerpo se debe a la falta de oxígeno en la sangre, por lo que el bebé puede presentar dificultas para respirar y alimentarse, sobre todo porque el corazón o los pulmones no están funcionando de la manera correcta.

En este caso, es necesario consultar al especialista para que brinde un diagnóstico y tratamiento adecuados para tu pequeño.

#2 Distensión abdominal

La mayoría de los bebés tienen pancitas que sobresalen, especialmente después de cada alimento. Con una toma de leche abundante suelen inflamarse un poco más, por lo que es importante tocar su barriga para verificar que se sienta blanda.

Pero si el abdomen de tu pequeño se siente poco hinchado o duro, y además no ha hecho del baño por un gran periodo de tiempo, lo más probable es que se deban a gases o estreñimiento. Debes consultar a su pediatra para prevenir que se desencadene un problema intestinal más grave.

#3 Estreñimiento

De acuerdo con la Sociedad Pediatra de Atención Primaria de Extremadura, el estreñimiento es una de las afecciones más frecuentes en los bebés, principalmente en los lactantes alimentados con fórmula.

Hablamos de estreñimiento cuando un bebé que toma leche materna presenta menos de dos evacuaciones de heces al día, mientras que un pequeño que toma fórmula realiza menos de tres evacuaciones a la semana. A la vez, se debe considerar las molestias que pueden presentar el pequeño y las características de sus heces, como su consistencia.

Para tratar el estreñimiento se recomienda masajear su pancita con la yema de tus dedos, justo debajo del ombligo, con una presión suave y firme (recuerda que los especialistas recomiendan que los bebés recién nacidos no tomen agua). Esto ayudará a que sus evacuaciones sean más frecuentes.

#4 Resfriados acompañados de tos

Al momento de nacer, los bebés apenas están desarrollando su sistema inmune. En el ambiente existen varios virus que pueden causarles gripes difíciles de combatir. Para tratarlos es indispensable acudir con tu pediatra, mantenerlo bien abrigado y dejarlo descansar para que su organismo recupere fuerzas.

Sin embargo, como lo indica el artículo de la Academia Americana de Pediatría, si el bebé tose continuamente, sin un descanso, podría tratarse de algún problema relacionado con los pulmones o el tracto digestivo. Así que lo mejor será consultar al pediatra para dar un diagnóstico certero.

La mayoría de estas afecciones son comunes en los bebés recién nacidos. Pero se debe estar alerta a sus síntomas, pues podrían desarrollar enfermedades más graves.

Esto te puede interesar:

Reacciona
Comparte