publicidad
Let's Eat

Cocina con rosas para este 14 de febrero #VDay

Cocina con rosas para este 14 de febrero #VDay

Ruta segura al corazón: el estómago. Pero necesitarás un vehículo encantador, prueba las rosas.

Let's Eat
Let's Eat

Por: Allan Glatt | @univisiontrends

La celebración de San Valentín marca —al igual que la de la Navidad— una temporada de compras, consumo en restaurantes y escapes de fin de semana. Aunque en redes sociales muchos dan señales de ya no querer pertenecer a este “círculo vicioso de consumo”, se prevé que el porcentaje de gastos en esta fecha siga aumentando: según la National Retail Federation (NRF) 54.8% de los norteamericanos celebrará el 14 de febrero, elevando el consumo promedio de 142.31USD (en 2015) a $146.84 para este año.

Si buscas una forma menos comercial y más auténtica de subirte a la ola romántica de la temporada, aquí te proponemos un plan: cena romántica, sí, pero en casa. ¿Qué de espectacular tiene?, te preguntarás. El toque romántico en realidad se lo darás usando un ingrediente distintivo para la ocasión: rosas.

Aunque cocinar con flores no es una práctica novedosa, sí es poco común y definitivamente puede ayudar a ganar puntos en el departamento de los afectos y la creatividad culinaria, si sabes aprovechar su acento de sabor sutil en los platillos.

Además de decorar con un toque delicado tus platillos, los pétalos de las rosas aportan cierto valor nutricional: tienen vitamina C y antioxidantes, al estar formados por un 95% de agua, sus calorías son mínimas.

Sobre sus efectos en el estado de ánimo, nuestras referencias son más literarias —y en todo caso cinematográficas— que científicas, aunque nadie puede negar que son inspiradoras. ¿Te acuerdas de las codornices con pétalos de rosa que Tita le prepara a Pedro en Como agua para chocolate?

Ramillete de posibilidades

Una infusión es la reducción más básica de lo que puedes preparar con pétalos de una rosa. Simplemente se hierve la flor en un recipiente con agua caliente y se espera a que su aroma se impregne en el brebaje. El resultado es una bebida ligeramente perfumada, ideal para abrir el apetito.

Para obtener un sabor más concentrado, prueba con una mermelada. Sólo necesitas dos tazas de pétalos de rosa (de preferencia rojos o rosas), una taza de azúcar (mejor si es mascabado) y el jugo de un limón. Después de mezclar todos los ingredientes, deja en reposo refrigerado por una noche, al día siguiente hierve tres tazas de agua junto con la combinación inicial y agrega una taza extra de azúcar. Finalmente, deja hervir todo a fuego medio revolviendo de vez en cuando. Media hora después, la mermelada estará lista para servirse. Una receta a detalle la puedes encontrar aquí.

publicidad

También puedes enriquecer casi cualquier ensalada con pétalos de rosas de distintos colores. Agregar algún cítrico ayuda a balancear mejor los sabores, aromas y texturas. Para hacer la prueba te recomendamos esta ensalada de lechuga, aguacate, mango y pétalos de rosa.

Si la idea es lucirte, intenta balancear dos tipos de flores en un mismo plato. Aquí nuestra propuesta: una maravillosa receta de pechugas rellenas de queso de cabra con salsa de jamaica y pétalos de rosas.

Puede suceder que una vez iniciado te quedes enganchado en la práctica de cocinar con flores, si es el caso, date una vuelta por Se cocina, el blog de M. Ángeles Torres. Con enorme generosidad, ella te dará un tour por los posibles usos de las flores en las artes culinarias, con consejos prácticos y recetas muy diversas.

Por último, un consejo importantísimo: generalmente las flores que venden en florerías con fines decorativos han sido tratadas con pesticidas no aptos para el consumo humano. De modo que si las quieres para cocinar, busca productos orgánicos libres de tratamientos químicos o, en su defecto, cultiva las flores para tu consumo.

Cocina recomienda:

Flores que se comen, ¿ya las conoces?
publicidad
publicidad
Cada uno de nuestros Cocineros Latinos demostró un error que comúnmente llegamos a cometer al preparar nuestros platillos. Descubre si tú también estás sobrecociendo las verduras o volteando de más el filete al asarlo.
Con esta receta típica del estado mexicano de Chihuahua podrás entrar en calor y endulzar tu paladar en una temporada donde los climas son más fríos. Escucha los consejos del chef Chile Mayor para que la bebida te quede tan suave como el terciopelo.
El chef Miguel Rebolledo se lució al preparar uno de los platillos estrella de la Navidad: un delicioso pernil de cerdo rostizado al horno, acompañado de una salsa que te dejará chupándote los dedos.
Dos variedades de tamales, dos chefs y dos recetas, ¿quién ganará? Por un lado, un exquisito manjar venezolano preparado por la chef Lorena García; por el otro, una delicia de la gastronomía mexicana hecha por el chef Chile Mayor.
publicidad