Belleza

Qué pasa en los 'backstage' de belleza durante la semana de la moda

Durante estos eventos semanales de moda invitan a las editoras de belleza a los 'backstages' para que sean testigos de cómo se prepara el maquillaje, peinado y manicure de las modelos antes de que salgan a la conquista de las pasarelas.
9 Sep 2016 – 5:09 PM EDT

La primera vez que me invitaron a un backstage de belleza fue hace un poco más de seis años. Era editora de belleza de la revista Elle México. Me emocionó mucho la idea de poder ver la forma en la que maquillan y peinan a las modelos.


Esta primera invitación me la hizo la marca de cosméticos MAC. Unas tres semanas antes de NYFW me enviaron una lista con los desfiles en los que la marca realizaría el maquillaje. Yo tenía que elegir los backstage a los que quisiera asistir. Como buena beauty junkie escogí los desfiles según los maquillistas que harían el look. Elegí en los que participarían los grandes maquillista como Tom Pecheux, Kabuki, Diane Kendal, Val Garland y James Kaliardos. También quise ver en acción a Beatriz Cisneros una de las maquillistas más reconocidas (desde ese entonces) en México y que forma parte del equipo de maquillistas de MAC.



Antes de viajar me confirmaron los backstages a los que podía acudir. Yo estaba muy emociona y tengo que confesar que aunque han pasado los años y he tenido la gran suerte de ir a muchos backstage esa emoción que sentí hace años me acompaña hasta ahora.

Llegue muy puntual al lugar de la cita, en ese entonces la mayoría de los desfiles eran en la carpa que estaba en Bryant Park. Ahí me presenté con las personas de MAC quienes me tenían registrada en un lista y me dieron acceso. Ese primer día (domingo 14 de febrero de 2010) fui a los backstages de Luca Luca, Malandrino, Behnaz Sarafpour y Victor Glemanud & Staerk.


Me acuerdo perfecto que ese primer día me puse muy linda y me subí en los tacones más grandes que tenía. ERROR. Estuve parada todo el día, me la pase caminando de un lado al otro. Tuve que hacer fotos, hacer entrevistas y andar de un lado al otro. Después de ver el maquillaje tenía que ir a ver como hacían el peinado y también el manicure. Ese primer día por la noche no podía con el dolor de pies.

Otro error que cometí fue llevar una bolsa demasiado grande. El espacio en algunos backstage es muy reducido por lo que ahora siempre que voy trato de llevar una mucho más pequeña así no me estorba a mi ni nadie.

Otra cosa que descubrí en el backstage es que es mito que las modelos no comen. La mayoría de ellas son muy felices cuando comen. Muchas corren todo el día entre desfile y desfile por lo que toman algunos snacks de la mesa en la que hay comida, café y algunas bebidas. Por lo general hay opciones saludables, que son las favoritas de algunas de ellas, pero también hay las que felices de la vida se comen una galleta con chispas de chocolate.

El trabajo de los maquillistas que diseñan el maquillaje es impresionante, ellos tienen la tarea de reunirse mucho antes de la fecha del desfile con los diseñadores de moda para que les digan cual es la inspiración de la colección. Hay algunos diseñadores que ya tienen muy claro que tipo de maquillaje quieren, le describen esta idea al Key Makeup Artist (el encargado de diseñar el maquillaje) y ellos hacen la propuesta. Algunos diseñadores no saben bien que es lo que quieren por lo que les platican sobre la inspiración, les describe la colección, si pueden les enseñan bocetos y algunas piezas a los maquillistas para que ellos hagan sus propuestas. Los maquillistas hacen sus propuestas y las revisan con los diseñadores, hacen pruebas hasta que el creador del look queda satisfecho.


El día del desfile el Key Makeup Artist es el encargado de explicarles el look a todo los maquillistas que lo apoyan. El equipo de maquillistas tienen que estar atentos a las explicaciones y a la forma en la que deben de aplicar los productos, pues por lo general tienen muy poco tiempo para hacer el look. Por eso su trabajo debe de ser muy preciso y no hay oportunidad de equivocarse. Cada vez que un maquillista tiene lista a una modelo, el creador del maquillaje tiene que darle el visto bueno.



La energía en el backstage es impresionante, no importa si son las 6 de la mañana o las 7 de la noche, durante todo el día maquillistas y peinadores ponen todo su empeño para lograr el look que quiere el diseñador. La mayoría de las veces las modelos tienen la mejor actitud. Así es como todos ellos hacen como verdaderos profesionales su trabajo. Yo aplaudo por completo el trabajo de cada uno de ellos, pues aunque los desfiles duran unos cuantos minutos es el reflejo de meses de trabajo del diseñador y su equipo.

Publicidad