null: nullpx

La crioterapia puede aliviar los síntomas de la dermatitis (y otros beneficios para la piel)

Publicado 10 Ago 2020 – 04:13 PM EDT | Actualizado 10 Ago 2020 – 04:13 PM EDT
Reacciona
Comparte

El hielo es uno de los aliados más poderosos y efectivos de la belleza, por lo que es común verlo en diversos tipos de rutinas de cuidado de la piel.

Al momento de tocar la dermis crea un efecto tensor, el cual da como resultado un cutis más jovial e hidratado. Pero además de sus beneficios estéticos, goza de otros para tratar afecciones como la dermatitis atópica.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La entidad médica Mayo Clinic señala que es un trastorno que provoca enrojecimiento y picazón en la piel.

Es una de las enfermedades dermatológicas más comunes, la cual aparece como una inflamación o descamación crónica en la dermis.

Los síntomas varían de persona a otra; sin embargo, los más comunes suelen ser piel seca, picazón, manchas de color rojo en distintas partes del cuerpo, inflamación y zonas escamosas o agrietadas.

Aunque aún no existe una cura, existen diversos tratamientos que pueden ayudar a aliviar la picazón, prevenir nuevos brotes y devolverle a la piel su apariencia saludable.

Entre ellos aparece la crioterapia, un tipo de terapia que combina el poder del hielo y sus bajas temperaturas.

De acuerdo con información de Cryomx, esta técnica ayuda a regenerar la piel y eliminar células muertas a través del frío extremo. ¿Te interesa saber más de ella? Quédate a leer.

¿En qué consiste la crioterapia?

Es un método no invasivo, que consiste en introducir al paciente en una cabina que emana gas de nitrógeno líquido a -180º, por tan sólo tres minutos.

Durante ese tiempo se desinflamará, regenerará e hidratará hasta la capa más profunda de la piel, gracias a los estímulos nerviosos que se producen cuando el cuerpo se pone alerta por el frío y que llegan hasta el cerebro por la médula espinal.

Cuando se trata de una dermatitis atópica en sólo algunas zonas en específico como brazos, cuello o piernas, se recomienda la crioterapia localizada.

Según los expertos de Cryomx, ésta consiste en aplicar gas de nitrógeno líquido a -80º alrededor de seis a nueve minutos (dependiendo del estado de tu piel), para que el efecto antiinflamatorio del frío se concentre en esa zona particular.

Desde las primeras sesiones notarás cambios, pero es importante tener paciencia y ser constante para disminuir de manera considerable los síntomas de este problema de la piel.

Además de aliviar los efectos de la dermatitis atópica, la crioterapia corporal y localizada ofrece otros efectos como un rejuvenecimiento facial.

Las bajas temperaturas ayudan a que el cuerpo reaccione de manera positiva y estimule la producción de colágeno, el cual disminuye con el paso del tiempo.

También el hielo ayuda a desinflamar y a tonificar cualquier zona de la piel, además de que hace maravillas al disminuir la apariencia de los poros abiertos.

A pesar de todas los beneficios que puede traer a tu piel, es importante que acudas con tu dermatólogo para conocer si eres candidata a este tipo de terapias innovadoras.

Anímate a probar la crioterapia y prepárate para recuperar la hermosa apariencia de tu piel.

mini:


No queremos que te vayas, aún hay más:

Reacciona
Comparte